Ir al contenido principal

Entradas

Destacados

De despedidas que no lo son

Hoy la Asociación musical y cultural Cantabile, esa asociación con sede en Monte Alto que gestiona el Coro Cantabilecelebraba su asamblea anual de socios, mi última asamblea como directiva de la asociación.
Hace seis años que me propusieron participar en la gestión de este proyecto tan singular que es Cantabile, y del que yo me enamoré desde que mi hija con 12 años vino diciendo que su profesor de música le había propuesto que cantara en su coro y que fuera a probar ese sábado a ver si le gustaba.
Ese coro cambió nuestras rutinas de los sábados, y fue invadiendo cada vez más nuestra vida hasta convertirse en una parte esencial de ella.
Porque después de varios años como #fanCantabile, siguiéndoles allá donde iban, al entrar en la directiva de la asociación, Cantabile ya ocupaba una gran parte de mi tiempo libre.
He hablado mucho de Cantabile, en este blog (aquí, aquí,aquí, aquí,aquí o aquí) y en otros artículos en Mundiario (aquí, aquí o aquí) así que poco más puedo añadir.
Cantabi…

Entradas más recientes

De las manos de las que puedo agarrarme

De 26 días, un #CoruñaBloggers y una jornada protocolera

De lo importante

De mis preocupaciones como madre

De la consolidación de los #CoruñaBloggers

De mi último artículo en @mundiario sobre la música clásica de calidad

De los #CoruñaBloggers

De un señor de 90 años

De bloggers, de protocolo y de sentimientos

De la huella de un péndulo y una rosa

De la conciliación familiar

Del activismo repentino

De la oscuridad que nos acecha

De los 12 de febrero

De la Navidad

De la igualdad y la fuerza de las palabras

De Camaleones y otras cosas

De la importancia de votar.