miércoles, 18 de mayo de 2011

De mis razones para votar

Ya lo he dicho en ocasiones anteriores, aquí o aquí, pero lo repetiré la veces que haga falta, porque entre alguna gente que me rodea no dejo de escuchar: “Todos son iguales ¿Para qué voy a ir a votar?" Pues no, no todos son iguales y hay infinitas razones para ir a votar.

Repasando esas veces que he escrito sobre esas razones me doy cuenta que sigo pensando lo mismo que puse en esta entrada del 16 de febrero de 2009 y que resumo a continuación:

Yo tengo muchas razones para votar.

Por encima de todo están las razones obvias. Es un derecho que adquirí a los 18 años, y en esta época en la que todavía hay algunos ciudadanos del mundo que no pueden hacerlo, o en las que hacerlo puede poner en peligro su vida me parece egoísta no ejercitarlo.

Como mujer, además, es un derecho que ha costado mucho ganar, porque hasta no hace mucho (1931), yo no podría hacerlo por el mero hecho de pertenecer al sexo femenino. Pero al mismo tiempo es mi deber, un deber de ciudadana, que en contraprestación, está dispuesta a exigir a sus representantes y exigirles que estén a la altura de los compromisos adquiridos.

Porque en muy pocas ocasiones, lo que yo digo tiene el mismo valor que lo que dice cualquier otro. Da igual que sea de un partido político u otro, que sea rico o pobre, que sea del campo o la ciudad. Un voto es un voto, venga de quien venga.

Porque hay múltiples opciones para elegir, que para eso estamos en democracia.

Porque un voto no hace granero, pero ayuda al compañero. Y además a veces, un voto, uno sólo, es lo suficientemente importante y decisivo. Y si no que se lo digan a Al Gore.
Pero también porque suelo contestar cuando me preguntan, es una cuestión de educación.
Pero además, porque me gusta opinar y no me gusta que nadie opine por mí, y eso es lo que pasa cuando uno se abstiene o vota en blanco, que ese no-voto, que algunos promueven para expresar su malestar, en el fondo sirve para que después otros lo utilicen. Y a mí, no me gusta que hablen por mí sin mi permiso.
Y obviamente porque me encantaría que ganaran los que más representan mis ideales.

Yo tengo bastantes razones para votar, pero llega sólo con una. Elige y vota.

14 comentarios:

supersalvajuan dijo...

Pues yo no sé que voy a hacer.

Vane dijo...

Yo votaré......sin duda

Matapollos dijo...

...Sería buen vasallo si hubiese buen señor.
Hace años decidí no volver a votar (excepto en referéndum) y esta vez tampoco votaré.
¿Razones? Ninguna. A mi edad ya sólo puedo dejarme llevar por los sentimientos.

Virtu dijo...

Pues no sé lo que haré esta vez, porque me hunde el desanimo Pili...ainsssssssss

PMM dijo...

Jo, supersalva, pues no será por opciones, pero vota hijo, vota.
Esa es mi Vane. Biquiños.
Los señores en ocasiones están a la altura de lo vasallos, Matapollos. La culpa no es sólo de uno, pero eso sí, es mucho más fácil así.
No te desanimes, Virtu, seguro que hay alguien que coincide en mayor o meno medida con lo que tu piensas. Además, es la única manera de poder ponerlo verde si después no cumple lo que te prometió. Los pasotas en este caso, luego no deberían tener derecho a quejarse.

Titajú dijo...

Ni de coña

Mónica dijo...

Leyendo los comentarios, se deduce que el desánimo nos puede!!!!Y yo esta vez votaré desde una perspectiva distinta de todas las anteriores: Siempre creí en quién voté( bueno más bien en las ideas, que no en las personas), pero está vez votaré porque sino ganará quién yo no quiero !!!!.Es otra manera cobarde de ver las cosas, pero es la manera en que yo lo veo. Un beso Pili

Matapollos dijo...

Pili, que no te parezca mal... pero es que cada vez que hay elecciones siempre me acuerdo de aquello del "Busque, compare..."

http://www.youtube.com/watch?v=Wb0Y23SIVFw&feature=player_embedded

Buffff!!!

rozio dijo...

yo este año lo tengo más claro que nunca :-)

y por supuesto que voy a votar!

David dijo...

Pues yo no lo veo nada claro. Creo que sería importante que en estas elecciones hubiera una participación paupérrima. Sería una muestra clara de que algo va a cambiar. Por desgracia hay muy poco político que merezca la pena, asi que deberiamos hacer algo, echarlos a todos y fundar nuevos partidos apoyandonos en esa Constitución de la que tanto hablan los partidos y que no hacen mas que prostituir.

PMM dijo...

Hola David, bienvenido. Pues esa participación paupérrima lo que conseguiría precisamente es reforzar aún más a una de las dos opciones más fuertes. Así que algo falla. Porque si callas para hacerlos más débiles, lo único que consigues es hacerlos más fuertes.
Vota a quien quieras, pero vota.
Ju, pues entonces no te queda más que acatar los que otros habrán elegido por ti, y además, sin oportunidad de réplica.
Rozio, me encanta que lo tengas claro. Pero no sé si todos los de Democraciareal ya, lo tienen así de claro. Porque ese manifiesto es estupendo, y en general no creo que haya nadie que no coincida en la mayoría de sus puntos. Pero ahí no hay propuestas, objetivos ni soluciones. Es decir, a ese manifisto le falta una propuesta final que explique cómo lo van a conseguir.
Esta revolución social es necesaria como el paso a dar de consolidación de la democracia. Primero luchamos para poder votar, ahora ya no queremos sólo eso, sino que nuestro voto sea tenido en cuenta por los representantes que elegimos. Pero no te olvides, que es necesario elegir a esos representantes.
Matapollos, no me parece mal, pero no deja de sorprenderme lo poco que valora la sociedad este derecho que ha costado tanto conseguir. Busca, compara y vota por lo que te guste más.
Moni, pues aunque no sea el mejor criterio, también es válido. Al menos estás diciendo lo que no quieres.

Titajú dijo...

Ya lo sé, pero me da igual. Hace mucho que no hablo de política porque TODOS me han defraudado, y para que me sigan defraudando, por lo menos que lo haya elegido otro y así no tendré que tirarme de los pelos.
Supervivencia, se llama supervivencia.
Y evitar la úlcera, que también es importante.

Matapollos dijo...

No sé..., Pili.
Es cierto que en algunos países te obligan a votar, vamos... que si no votas te imponen una sanción económica.
Es posible que, con el tiempo, los gobernantes españoles opten por esta misma posibilidad.
Creo que la abstención es un derecho, que está ahí, igual que el derecho al voto. Espero que no nos priven de él.
Es una forma de expresar que este sistema no nos gusta y, sencillamente, no queremos participar.

rozio dijo...

Lo primero que quieren conseguir es cambiar la ley electoral para que los partidos pequeños también tengan algo que decir, y no sólo estén los de siempre (de ahí que se piense de que no es democracia, porque al final es o rojo o azul y tal como lo hacen creo que no vale ninguno para gobernar: lo han demostrado).

Se piden más cosas (algunas utópicas o incluso mal pedidas, según mi opinión) pero coincido contigo que aún está verde el tema porque han ido surgiendo cosas "sobre la marcha" en vista del éxito de convocatoria... y en caliente, no se deberían tomar decisiones ;-)