martes, 20 de mayo de 2014

De la importancia de votar.

Como cada vez que se acercan unas elecciones, toca hablar sobre la importancia de votar. 
Ya os he explicado antes  mis razones para votar, pero después de leer este artículo de El País que habla de abstención récord, parece que hay que seguir recalcando de nuevo lo importante que es votar.
Y ya sabéis que opino que si hay alguien que explica algo mejor que uno es a ese a quien hay que pedirle que lo cuente, así que me gustaría que leyerais con detenimiento y al completo el  artículo "Nuestro derecho, nuestro deber"  de mi amiga Superwoman. Hace un repaso estupendo no solo de porqué debemos votar , sino también de las matemáticas electorales y de las distintas opciones a las que nos enfrentamos ante un proceso electoral: votar, abstenerse, votar en blanco y votar nulo, y las consecuencias y efectos de cada uno de ellos.
A modo de resumen os copio lo siguiente pero no dejéis de leer todo el artículo en su blog: 

"[...]Una vez explicadas estas premisas básicas, vamos a ver que implican para las alternativas que tenemos:
  1. Lo tienes claro y ya sabes a quién vas a votar: Enhorabuena por ti, espero que hayas aprendido algo de la parte anterior del post.
  2. Estás hasta las narices y estás pensando en no votar (abstenerte): Estás en tu derecho pero es un mal método para conseguir nada. En primer lugar, los políticos profesionales van siempre a rizar el rizo y aún con abstenciones del 40% (que las ha habido al parecer en elecciones regionales) la vida va a seguir igual y la abstención tiende a ser interpretada como dejadez del ciudadano. Pongámonos en el caso más extremo, hay tanta gente hasta las pelotas que solamente votan los que están afiliados a los partidos… Bueno, pues vuelve a no pasar nada: el ordenamiento jurídico en España no reconoce que tengamos que tener un mínimo de votos para dar por válidas unas elecciones y se repartirían los votos según es habitual.
  3. Estás pensando en ir a votar y elegir cualquier partido minoritario: La opción de fragmentar el voto es una de las que matemáticamente tiene sentido, pero hay que tener cuidado en cómo se usa… Sudores me entran pensando en gente votando mayoritariamente a según qué partidos y probablemente este tipo de voto es el que se esconde por ejemplo en los recientes triunfos de la ultraderecha en Europa. Si lo vas a hacer, recuerda que estamos atados durante cuatro años a lo que decidamos, por favor.
  4. Estás pensando en votar en blanco: El voto en blanco para mí es el equivalente al recurso del pataleo. Podría ser una alternativa viable para demostrar que estamos hasta las narices (es un voto correcto, con lo cuál no te pueden echar a la cara ser un payaso como en el voto nulo o un irresponsable, como si te abstienes). Pero a la hora de la verdad, volvemos a encontrarnos conque el sistema electoral pasa de este tipo de mensajes sutiles: si son elecciones generales, has fastidiado a los partidos pequeños puesto que les es mucho más difícil alcanzar la cuota del 3% para pasar el corte que permite acceder al reparto de escaños. En las Europeas, en realidad viene a equivaler a un voto nulo, se calcula su porcentaje como voto válido que es, pero se sigue repartiendo proporcionalmente entre el resto y ya está. Como alternativa, existen partidos que abogan por el voto en blanco computable e incluso algunos que se comprometen a dejar vacíos los escaños electorales que obtengan.
  5. Estás pensando en emitir un voto nulo: Creo que ya está bastante explicado con lo anterior, es una alternativa que tienes, que vuelve a equivaler al recurso del pataleo pero en menos fino que el voto en blanco (al parecer es obligatorio leer en alto lo que has puesto para invalidar la papeleta… si quieres expresarte, esta es tu ocasión). Comentaba esta mañana con unas amigas, que ahora que hay tantas posibilidades de ponerse de acuerdo, la única manera de hacer del voto nulo un voto protesta sería poniendose muchas personas de acuerdo sobre lo que se escribe en la papeleta, de manera que el slogan termine saliendo en los periódicos… Pero vuelve a ser una acción que solamente vale para la protesta: al final del día los votos nulos son retirados, no cuentan como votos válidos y el pastel se lo vuelven a repartir entre los que quedan. [...]
Y para completar esto os dejo una imagen muy ilustrativa: 


2 comentarios:

Mónica dijo...

Pili, entonces si no entendí mal, sólo nos queda la opción "real" de votar a los partidos mayoritarios, y siempre con el pensamiento de: "voto a este para que no gane este otro"...Dios que triste...será que estoy desencantada y muy poco optimista!!! Gracias por aclarar lo del voto en blanco y voto nulo, que yo estaba un poquito liada...y un besazo

PMM dijo...

No, Moni. Probablemente eso es lo que fomenta el sistema electoral actual y a lo que juegan los grandes partidos, pero los ciudadanos son los que le dan fuerza a los considerados pequeños con su voto para poder llegar al mínimo exigido para tener representación en el parlamento.
Sea a quien sea, no dejes de votar.