martes, 4 de marzo de 2014

De Alba

Decir que ella es TODO para mí sería muy injusto para el resto de personas que me quieren  y a las que quiero, empezando por el propio padre de la criatura, que algo pinta también en un día como hoy. Pero TODO es una palabra que define muy bien lo que siento cuando la miro, desde que lo hice por primera vez.
Sé que podría darlo TODO por ella. Y perderlo TODO si algo le pasara.
Que la sensación que tuve cuando la cogí por primera vez en brazos fue como la de tenerlo ya TODO  y no necesitar nada más. Porque ese bebé chiquitín llego para completarnos, aunque no nos faltaba nada, pero si a partir de ese momento nos faltaba ella, nos faltaría TODO.
Y hemos  vivido muchas cosas, y si tengo que recordar los más felices, los de más risas,  e incluso los más tristes, han sido con y por ella. Porque  desde que ella llegó, TODO lo hemos hecho con ella.  
Y aquí estamos, 18 años después de aquel 4 de marzo de 1996 en el que el resto del mundo seguía su ritmo sin detenerse, ajeno a lo que nos estaba pasando a nosotros en aquella clínica de Madrid y que convertiría nuestro pequeño universo en una familia completa. 
Portada de el periódico El País del 4 de marzo de 1996
He escrito mucho sobre ella aquí, aquí,o aquí y aquí, en realidad no tenéis más que pinchar en la etiqueta Familia de este blog  y la mayoría de los post se referirán a ella. Ella que  llegó para ser la mejor parte de mí, para ser lo mejor de nuestras vidas, para serlo TODO para nosotros.

Y hoy alcanza su mayoría de edad. Ese momento en el que además de poder  votar, de tener su propia cuenta bancaria  o de no necesitar un tutor legal, podría empezar una vida independiente. Sólo esperamos haberle dado las herramientas necesarias para que el día que tome esa decisión sepa realmente de dónde viene y que las utilice para ir a donde ella quiera llegar. Tiene TODO un mundo de posibilidades por delante y nosotros siempre estaremos ahí para ayudarle a conquistarlo. 

5 comentarios:

Clares dijo...

Enhorabuena a toda la familia. Criar y educar a una niña tan completa no es nada fácil. Y sobre todo, mucha felicidad para Alba, que simbólicamente hoy alcanza una nueva vida, la de adulta. Un abrazo para las dos.

María de la Serna dijo...

Felicidades, familia! Una preciosidad de madre, una preciosidad de hija, una preciosidad de entrada en el blog!

Mónica dijo...

Enhorabuena Pili!!! Y a Alba también por tener una madre maravillosa!! Describes a la perfección un sentimiento que comparto en su totalidad!!! Un beso enorme a los Tres!!

PMM dijo...

Gracias, Clares. Educara laos hijos correctamente es una tarea ardua y en la que nunca tienes la sensación de hacerlo bien, pero la verdad es que ella nos lo ha puesto fácil. Bicos.
María, gracias. todas las palabra son pocas en un momento como éste! Biquiños!
Ay, Moni, seguro que sí! Un abrazo muy, muy fuerte!

rozio dijo...

Felicidades en primer lugar a Alba por su mayoría de edad!! y después a la familia por haberlo hecho tan bien!!

Espero que nosotros podamos también seguir vuestros pasos y dejar unos buen@s chic@s :-)

Besotes!!!