martes, 16 de octubre de 2012

De irresponsabilidades y radicalismos


En mi mundo ideal, ese que cada uno se imagina a su antojo cada día y que se choca de bruces con la realidad,  la educación es siempre uno de los ejes centrales sobre los que los políticos/gobernantes basan sus acciones de gobierno. Me imagino un ministro de cultura, dotando a la comunidad educativa de todos los recursos posibles para que en mi país todos puedan acceder a una educación gratuita y de calidad. Una educación que les permita detectar sus capacidades en el presente y ser mejores ciudadanos en el futuro.  Sólo así estamos seguros de tener una sociedad más integradora e igualitaria, en una palabra, mejor.
Pero la realidad nos presenta una situación totalmente contraria a la que yo quiero en mi mundo ideal. Mando a mi hija a un instituto público y veo cada día las deficiencias que tienen profesores y alumnos por los recortes en los recursos: son más alumnos para menos profesores, no tienen la dotación necesaria para algunas materias y por supuesto, los alumnos se pagan sus libros de texto. Eso, resumiendo grosso modo
Irresponsable es el que adopta decisiones importantes sin la debida meditación o el acto resultante de una falta de previsión. Y radical, según el DRAE, es el partidario de reformas extremas, especialmente en sentido democrático, o el extremoso, tajante, e intransigente.
Juraría que ambos términos, encajan mejor en el perfil del señor Wert, que en el mío, basándome sólo en las declaraciones que ha hecho últimamente. Porque creo que querer dotar de fondos a centros que promueven la segregación por sexos, querer acabar o simplemente intentar obviar las singularidades culturales de cada autonomía, intentando adoctrinarnos a todos de una forma más general por no decir única, endurecer la política de becas, recortar las ayudas por desplazamiento o eliminar centros públicos, me parece propio de una reforma extrema e intransigente
Lucharé, y enseñaré a mi hija a luchar por sus derechos, y obviamente por el derecho a una educación pública, gratuita y de calidad,  para que en el futuro, su mundo real se parezca lo más posible a mi mundo ideal, ése en el que la educación es el pilar de la sociedad. 
Eso sí, llámeme usted intransigente y radical si lo desea.

8 comentarios:

Matapollos dijo...

No, Pili, no. Tú nunca eres radical. Siempre te muestras serena, sensata comedida, razonable e inteligente.

Ante este tipo de especímenes, soy yo la que se pone muy radical. Por este mismo motivo, es mejor que no suelte por la teclita todo lo que se me ocurre.
En fin... las imágenes valen más que las palabras...

http://www.crazyminds.es/wp-content/uploads/wert.jpg

¡¡¡Tío Fétido!!! Aaaggggggg!!!!

http://3.bp.blogspot.com/_IHeHpuL9Vzg/TU64QRdJlRI/AAAAAAAAAFM/h4Pewz3EhjM/s1600/Christopher+Lloyd+F%C3%A9tido.jpg

PMM dijo...

Buff, Matapollos. Gracias por los piropos, pero lamentablemente muchas veces no soy lo suficientemente sensata, serena, comedia ni razonable. Y por supuesto, nunca, nunca lo suficientemente inteligente!
Pero qué quieres que te diga, en este aspecto, prefiero ser radical y extremista, que dejar que otros desmantelen un sistema público de educación para favorecer que sólo puedan estudiar los hijos de los ricos. Así que hoy soy más radical que nunca. Bicos

José Luis de Tomás dijo...

No seré yo, Pilar Muiño, aquel que sea ateo en la creencia de la educación como elemento indispensable para otro mundo posible.
Tampoco diré yo, criatura que evidencias compromiso, que los recursos no sean imprescindibles para que el sistema educativo ofrezca las mejores posibilidades a estudiantes, que no alumnado, con objeto que de esa cantera salgan los más valiosos sillares que permitan construir un esbelto y seguro edificio.
Y por último, no defenderé yo alguna de las manifestaciones y hechos que el señor Wert
pretende para que la infancia y la juventud tenga una mejor formación. Rotundamente, no. Este señor pretende matar moscas a cañonazos.
¡Qué suerte tiene tal hija de poseer a tal madre! Una mujer intransigente y radical en aras de una educación tal para un brote salido de su tronco.
Pero hay certezas que manifiestan que no sólo de pan vivimos las personas. La Institución Libre de Enseñanza hablaba de las personas que ejercen la docencia como elementos fundamentales para la renovación del sistema educativo y como piezas claves para erradicar el analfabetismo funcional que hunde sus raíces en nuestra historia.
La inversión acometida en España, desde el año 1970, ha tenido escasos frutos. Las valoraciones PISA y los datos estadísticos que tú misma has barajado sobre educación no son fruto del gobierno actual. Existen buenos docentes en todo el sistema pero como colectivo tiene mucho que desear y esto lo podrás corroborar en el centro al que envías a tu hija. Es posible que ese centro sea la aldea de Astérix del sistema pero si no es así, se podrá evidenciar que existe una dirección administrativa más que pedagógica, los departamentos serán entes sin sentido de equipo docente, la coordinación entre el profesorado de un mismo nivel brillará por su ausencia, las programaciones anuales serán de cortar y pegar, las actividades complementarias y extraescolares no formarán parte del currículo académico... Y, además, en unos momentos de dificultades económicas de muchas familias, los libros de texto tendrán una obligatoriedad motivada por un claustro de profesores que desarrollará, en general, los programas impuestos por las editoriales. En la actualidad, los libros no se aprenden como se sigue exigiendo. Los libros sirven para aprender y esto requiere una metodología que va más allá de la clase magistral tan extendida por las aulas.
En mi opinión, habría que renovar el sistema para ese mundo ideal que preconizas. Es la estructura la que está dañada empezando por las escuelas de formación del profesorado, la manera de acceder a la función docente, el control-evaluación del sistema por parte de una inspección cualificada y orientadora...
Mientras no se extinga la pedagogía tóxica, la violencia simbólica, la direccionalidad magistral... y, por supuesto, no existan familias con conciencia del valor de la cultura como las que tú posees, ya se podrán dedicar toneladas de recursos a la educación. Serán bienes dilapidados.
La dinamita hay que usarla para volar una estructura obsoleta. Lo otro, será usar la dinamita para fuegos de artificio, una vez más.
Disculpa.
José Luis González

PMM dijo...

Pues fíjate Jose Luis, que puestos a dilapidar bienes, prefiero que sea en educación que en rescates a la banca. Porque serán ciertas algunas de las cosas que dices, pero no es aceptable que se sigan dando recursos a otras cosas menos útiles y más perniciosas, como por ejemplo, sueldos de asesores que en realidad sólo son acompañantes y aduladores, por decir sólo una cosa, mientras al sistema educativo se le mete la tijera por todas partes.

José Luis de Tomás dijo...

He ejercido de asesor y me tachas, por tal sustantivo, de acompañante y adulador. Es como decir que todos los políticos son corruptos, sinverguenzas, vagos, inútiles... sin decirnos a nosotros mismos que formamos parte de una panda de cretinos que vamos a depositar, en una cuantía superior al 55 % entre abstenciones, blancos y nulos, nuestro voto para elegir a aquellos que consideramos los más acertados para el gobierno de Galicia. Yo he votado en blanco por el cual deseaba manifestar mi opinión en contra de los candidatos y las listas presentadas aunque para otros, el voto en blanco pueda significar algo distinto.
El señor ministro de Educación es, a mi entender, un insolente y un garrulo que está crecido y va sobrado. Si el Estado no tiene liquidez, el Gobierno ha de dar explicaciones y negociar para aminorar, en lo posible, la falta de recursos. Ello me lleva a argumentar que dilapidar tiene la misma calificación para lo que se use pues es, en si misma, una acción de malgastar de manera imprudente y desmedida. Esto ha sucedido en casi todos los ámbitos de los servicios de carácter social con escasos resultados. Hemos tenido ratios bajísimas en educación, hemos poseído profesores de apoyo en nuestras aulas, equipos de orientación, nuevas tecnologías... y como es para educación, aplaudimos a pesar de los resultados obtenidos en los informes emitidos por organismos solventes.
El problema de la tijera es utilizarla de manera adecuada y está claro que el derroche económico general, las razones esgrimidas sobre la autorregulación del mercado, los acuerdos de los consejos de administración de los bancos y cajas no supervisados... nos ha trasladado hasta aquí. Hay un por qué rescatar a la banca ya que su caída llevaría nuestros pocos o muchos ahorros a sabe quién dónde y aunque haya que meter a más de uno de los gestores y asesores de consejos de administración en prisión o desterrarlos, los que sostienen a esos bancos (acreedores, ahorradores, perjudicados por las preferentes...) no debieran, en mi creencia, “pagar el pato”.
Me ha admirado tu activismo, tu presencia, tu quehacer... Es posible que me hayas contestado “en caliente”. Si tu compromiso político te permite llegar algún día a un lugar de mayor responsabilidad , deseo que des razones y no emociones solamente. Hoy te digo que así, no contarás conmigo aunque ello te importe o no. He abandonado mi esperanza en el PSOE gallego porque los que están deberían poner su vergüenza a remojar en un balneario. Hace cuatro años que este pueblo les dio la espalda y siguieron calentando los escaños que obtuvieron en las municipales, en las cámaras... El domingo les han retirado más sillas. Podrán ser pertinaces y si así es, tendrán que llevar las banquetas de sus casas para sentarse a las puertas de los edificios que albergan las instituciones.

PMM dijo...

Coincido en que las generalizaciones son malas, José Luis y que siempre harán que paguen justos por pecadores, pero creo que puedes coincidir conmigo en que la mayoría de los políticos que llegan a un cargo de poder, en muchas ocasiones se rodean de amigos y no de verdaderos técnicos en una materia y que en la mayoría de los casos también, los sueldos no son los que cobran normalmente los trabajadores de este país. No tienes más que ver las últimas convocatorias de empleo publicadas en el BOE para cargos de "responsabilidad", pero está claro que entre todos, alguno habrá bueno.
No tengo la intención de llegar a ningún cargo político de relevancia, pero si lo hiciera estaría claro, que como dices, no sólo hay que argumentar con pasión sino con razón. Pero aquí en mi sillón blanco, creo que puedes ver que no se hacen análisis políticos sesudos, porque esto no es un foro político, sino un espacio creado a imagen y semejanza de su dueña, en el que cualquiera opina de la forma que quiere, en una conversación distendida. Y por supuesto que habrá momentos en que las opiniones aquí vertidas serán más pasionales que racionales. El academicismo lo dejo para otras partes de mi vida.
Por eso he puesto un sofá y no una mesa de escritorio.
Ah, y fíjate, hoy estamos por no coincidir. A pesar de todo, yo no he abandonada la esperanza en el PSOE gallego, porque en esas siglas van unos ideales que nunca nadie podrá alterar, y hay muchos militantes que son leales a ellos. Y mi esperanza está puesta en que un día, espero que más pronto que tarde, esos militantes anónimos sean capaces de destronar a esas personas que han hecho lo que han hecho en nombre de esas siglas.
Un abrazo

José Luis de Tomás dijo...

Vuelvo a tu sofá sin deseo de molestar. Tu le hablas al mundo desde tu blog y no sé en qué términos lo haces. Así que hago un comentario a partir del significado que doy a tus entradas que evidencio.
Coincidir o no, es cuestión irrelevante. Los ideales los sostienen las personas porque cuando se institucionalizan las creencias, se pueden llegar a desvirtuar y ejemplos haylos. Por ello, creo en las listas abiertas en las que los elegidos sean por una determinada forma de actuar. Si esa manera de elección existiese, seguramente el segundo del barco coruñés no estaría en el Parlamento Gallego y a lo mejor el capitán provincial, tampoco, por permitir el amaño.
En cuanto a lo de los sueldos, creo que las personas que gestionan deben de ser las mejores porque además de aportar pensamiento, entregan su tiempo. ¿A ti te pagan en la medida de tu responsabilidad? Estoy plenamente convencido de que le dedicas a tus labores profesionales mucho más tiempo del que fija tu horario pues tu responsabilidad y el deseo de innovar requiere, además de talento, horas de dedicación.
Lo que siento es que si personas de tus características “vomitan” sobre el mundo de esta manera. ¿Qué hará el pueblo menos culturizao? El ejemplo de Véndex es, además, significativo. Hay políticos metidos en el ajo, policías locales, funcionarios de contratación, empresarios... Y cada uno, en su medida, habrá llevado su tajada. ¿De qué siglas serían?
Listas abiertas, inteligencia al poder, ética, transparencia por doquier, dedicación a la res pública, sueldos acordes...
¿Daremos transformado tanta estructura oxidada?
Perdóname por mis extensiones.
Mis querencias respetuosas para ti.
JL

SuperWoman dijo...

Yo soy otra intransigente radical y precisamente al Ministro de Educacion le tengo una ojeriza... Pero es que decir tantas barbaridades por soplido emitido no lo habia conseguido hasta ahora ni la Esperancita...
Un supersaludo