martes, 20 de diciembre de 2011

De proyectos increíbles

Hoy no voy a ser yo la que ocupe este espacio con su reflexiones. Porque yo podría decir muchas cosas sobre el proyecto increíble del Coro Cantabile en el que canta mi hija, pero como ha sucedido otras veces, si hay alguien que ya lo ha dicho de una manera espléndida, lo mejor es no cambiar ni una coma, así que hoy, mis palabras son las de Alejandro, que ha sabido poner en blanco sobre negro, un día después del estreno de la ópera Dido y Eneas en el teatro García Barbón de Vigo, todo lo que significa un proyecto como éste. Gracias por dejarme compartirlo.

"DIDO & ENEAS

Ayer pase el día con un grupo de gente variada y excepcional. Niños desde los diez años. Adolescentes de todos los colores, con todas las esperanzas y zozobras de esas edades. Jóvenes adultos que se están formando en la universidad y otros que empiezan ya a buscarse el futuro. Adultos con carreras profesionales de éxito. Otros que hacen un trabajo de una calidad fuera de toda duda pero que no tiene la repercusión que merece. Y algunos que siendo excepcionales en lo que les gusta no se pueden permitir vivir de ello.

Ayer mi día lo pasé con los chavales del Coro Cantabile, su director, los músicos que los acompañaron y quienes diseñaron vestuario, escenografía e iluminación. Porque pusieron por vez primera en escena su versión de Dido y Eneas, una ópera completa, en el García Barbón de Vigo.
Ayer pase la mañana con Carlos y Lola, que se han pasado meses inventando un pequeño mundo de las dimensiones de un escenario en el que nuestra Dido ama y sufre. En ese Cartago especialmente creado para nosotros los trajes recuerdan cómics, una escalera es un palacio, una cueva o un puerto y podemos ver los cuerpos y oír las almas de los amantes actuando por separado. Pero la ópera también es teatro y el teatro no sólo es tener un mundo nuevo sino que hay que habitarlo. Y fue Carlos quien imaginó quién iba a ser cada uno en esa realidad que aparece cuando se apagan las luces; qué ha de hacer en cada instante y porqué. Y dedicó largas horas a cerciorarse de que todos lo entendían.
Ayer por la tarde estuve con Jorge, Lete, Javier, Bruno, Maria José, Alfonso y Adrián, que pusieron la música con sus instrumentos de época. Estuvieron excepcionales. Es que son gente excepcional. Sólo personas con determinado perfil se prestan a participar en un proyecto como éste por poco más que el placer de hacerlo. Son individuos generosos, pacientes y entregados que poseen el don de proporcionar goce intenso con música bien hecha y les encanta compartirlo. Creo que lo pasaron bien aunque estoy seguro que alguno sintió envidia. El disfrute verdadero, desmedido y algo inconsciente, el placer de hacer música y dejarse llevar por ella, estaba en otro sitio. En la ilusión irrepetible de la primera vez que se mascaba en unos camerinos atestados.
Ayer pasé un día más con los chavales de Cantabile. A estos los conozco a todos. Convivir con ellos y con otros que por allí pasaron antes me ha llevado al convencimiento de que todos los humanos somos especiales. Todos tenemos en el interior una parte creativa, imaginativa, distintiva, original. Todos tenemos capacidades sorprendentes que ocultamos hasta llegar a olvidar. Poco a poco dejamos de imaginar, de contarnos historias, de inventar mundos, de cantar, bailar y tocar. Renunciamos a las alegrías que nos produce y a la felicidad que provoca en otros.
Hay dos razones por las cuales sesenta chavales del siglo XXI han dedicado todas las mañanas de sus sábados y muchos festivos a poner en escena una ópera del XVII. La primera es porque quien llega a Cantabile acaba dejando salir esa vena creativa que tiene, sea cual sea. En otro lugar quizá se te juzgue o te sientas juzgado. Aquí te van a acoger, porque todos son como tú. Sin planes, consignas o teorías que pretendan fomentar la creatividad, lo cierto es que en Cantabile ésta se aprecia. Y eso basta. A los niños la creatividad no hace falta fomentársela, llega con no empeñarse en chafársela. Y con esta receta no escrita acaban enganchados del placer de ser ellos mismos. Una droga dura que cambia la forma de ver el mundo.
La segunda razón es que aquí se hacen cosas difíciles que exigen esfuerzo, trabajo y concentración. Una meta sencilla, asequible, una meta menor, que esté al alcance de cualquiera no los va a motivar. No motiva a nadie. Ellos están, y nosotros los acompañamos, en la edad de soñar y probar a hacer lo imposible. Y nada motiva más que lanzarse a por un imposible, dar un paseo por fuera de lo que creemos que son nuestros límites. Ningún viaje es más interesante que el que nos lleva a donde nadie cree que vas a llegar.
Con quince años si me propones bajar al portal, puede que no salga de casa. Si me propones ir a la Luna me apunto. ¿Qué tengo que hacer, dónde tengo que estar? Tengo miedo. ¿Llegaremos? ¿Seré capaz de hacerlo? Estamos juntos en esto. Este viaje es serio, no es una tontería. Se apagan las luces, despegamos.
Ayer también estuve con Pablo, que es quien pone el trabajo diario que les lleva a cantar cada vez más y mejor. Él los motiva, los conciencia, los alegra y a veces los deprime. Pablo les exige lo que se les pide a los grandes cantantes; técnica, afinación, expresividad. Y los recompensa con dos regalos inmensos. Uno resulta evidente, disfrutar del aplauso de un público que goza con la música que hacen. Otro sutil y que suele pasar desapercibido, el valor del esfuerzo, la atención y el trabajo bien hecho. Dándoles las herramientas para disfrutar subidos a un escenario y desde allí hacer llorar y reír a los demás Pablo los enrola en ese viaje sin regreso a un planeta lejano.
Ayer pase un día estupendo rodeado de gente maravillosa, cada una a su estilo. Gente de edades muy diferentes, de educaciones diferentes, de sensibilidades diferentes. Todos se prepararon durante meses para poner lo mejor de sí mismos en un escenario de Vigo durante una hora y cuarto. Y sentí que cantaban, tocaban y bailaban sólo para mi. Gracias. 



NIcetas Coniates"

5 comentarios:

Aldabra dijo...

Enhorabuena y a seguir disfrutando de esas alegrías.
Bó Nadal.

Superwoman dijo...

Felices Fiestas a ti tambien. Y un deseo: que mis Supernenes crezcan tan bien amueblados como la tuya.
Un supersaludo

Manuel Guisande dijo...

Felices fiestas y salud para todos

Arnedo dijo...

Enhorabuena por el blog,

Derrocha optimismo y buenas propuestas,

Es cierto que es necesario el esfuerzo para lograr nuestras metas...

Aquí te dejo algunas reflexiones más, espero que te gusten,

"El optimismo es una cuestión de voluntad. Pero no solo hay que confiar y esperar; también hay que prever."

"El trabajo es la mejor forma de vida, si es libre y tiene utilidad."

"Los verdaderos sentimientos son obras"

"The good life is one inspired by love and guided by knowledge"

http://josearnedo.blogspot.com/



Un saludo,

Jose

PMM dijo...

Gracias Aldabra, ¡Feliz 2012!
SW, tus supernenes, como supernenes que son y con una supermamá, crecerán bastante mejor amueblados que Alba. No tengo ninguna duda.
Guisande, lo mismo te digo. Felicita de mi parte a la sioux y a Rodribico.
Arnedo, gracias por visitarme y por tus sugerencias, de las que tomo buena nota.