martes, 3 de mayo de 2011

De noticias que pasan desapercibidas

Nadie puede negar que el día de hoy ha sido de todo menos aburrido desde el punto de vista informativo.
La sorpendente muerte de Osama Bin Laden, con la no menos sorprendente forma en que se ha producido, ha tenido y tiene a la mayoría de la gente pendiente de las noticias sobre el acontecimiento y los debates posteriores a la noticia, pero además nos queda todavía la resaca de lo que han llamado la boda del siglo (no sé yo si al Príncipe Alberto de Mónaco le hará gracia el calificativo) y la beatificación del Papa Juan Pablo II. Y por si fuera poco a un día de otro partido Barcelona- Madrid, con los comentarios sobre el anterior y sobre todo sobre las declaraciones de su entrenadores, o al menos de uno de ellos.
Pues entre todo este rebumbio, a mí hay algo que todavía me ha llamado la atención. Un artículo El País titulado "El rectorado es cosa de hombres". Si alguien de los que se pasa por aquí no lo ha leído, se lo recomiendo, porque quizás sea muy ilustrativo para todos aquellos que dicen que la discriminación positiva y la ley de la paridad no tienen sentido, porque teniendo en cuenta que el mundo de la docencia es uno de los que más se ha asociado siempre al mundo de la mujer, resulta que aún así, la gestión a nivel universitario sigue estando dominado por los hombres. Nadie discute que cada uno debe estar en un puesto determinado por su valía, pero algo chirría cuando una parte de la sociedad no puede demostrarla, y siempre se encuentra con impedimentos (propios o ajenos) para poder llegar a puestos de relevancia.
Quizás entre tanta noticia impactante haya que parar la vista sobre otras que apriori no lo son tanto y pararse a reflexionar sobre alguna que no debería pasar desapercibida.


4 comentarios:

Virtu dijo...

Mira Pili, cuando estaba en tercero de carrera y tenía que aprobar todo para pasar para cuarto, en un examen saqué un 4,5 y allá me fui a la revisión y el "imprensentable" del profesor me respondió con "y tú para que quieres sacarte una carrera? tú con conseguir un "buen" marido lo tienes listo" me faltó tiempo para salir de su despacho y no vomitarle en la cara...De eso hace casi 20 años,espero que las cosas hayan cambiado. Yo desde luego saqué mi carrera y no tengo un "buen" marido, en el sentido en el que me lo dijo aquel profesor. De él sólo recuerdo el mote.

PMM dijo...

Y digo yo, el impresentable ese ¿no habrá llegado a decano o rector, no?

Virtu dijo...

Pues no, le basto casarse con una "buena" mujer...;-)

Matapollos dijo...

No hace mucho escuché decir a alguien que nuestro país no está preparado para tener a una mujer como Presidenta del Gobierno y quedarse tan ancho. Prefiero creer en que es tan sólo una forma de pensar que un individuo, de manera pretenciosa, hace extensible a todo un país.

Cuando empecé a trabajar, hace ya añitos, me colocaron a cargo de un grupo de hombres, casi todos mayores que yo. Algunos lo pasaron realmente mal hasta que se adaptaron ...y ahí seguimos.

La paridad y la discriminación positiva tienen que venir dadas por sí mismas. Creo que las mujeres nunca deberíamos aceptar privilegios, hacerlo implica asumir una falsa inferioridad.

(Después vuelvo a leerme ese artículo de El País, hasta luegooo).