martes, 4 de enero de 2011

De peticiones

El nuevo año ha comenzado, y en mi afán de ser un espíritu de la contradicción, no hago propósitos por el año nuevo, entre otras cosas porque sé que muchos de ellos no los cumpliría, y entonces ¿para qué vamos a perder el tiempo?
Así que yo me lanzo directamente, conservando algo de espíritu infantil, eso sí, a hacer la Carta de los Reyes, que para algo es una de las noches que más me gustan del año. Y como por pedir que no quede, pido poder ver siempre cariño incondicional cuando me miro en los ojos de mi hija; pido sentir siempre cerca a mis seres queridos y a los amigos a los que la distancia separa de mí físicamente pero no de mi corazón; pido seguir compartiendo buenos momentos con esas amigas vestidas de rosa que el destino ha puesto en mi camino; pido que la justicia haga su trabajo; pido salud, mucha salud; pido seguir luchando por mis ideas, las políticas y las otras, ante los que no opinan lo mismo que yo; pero este año, sobre todo, pido que se cumplan los deseos de dos personas a las que quiero y que les permita recorrer 6.000 kilómetros para construir su propia familia, y que así podamos dar y recibir unos estupendos besos con sabor a chocolate.
Total, tampoco es tanto pedir ¿no?

11 comentarios:

Lucía dijo...

Veo que has hecho los deberes, muy bien ;-)
PMM, una carta preciosa y unos deseos preciosos. Ya verás como sí se cumplen, os los merecéis!!

Virtu dijo...

Me encanta lo que pides....te la voy a copiar, porque casi casi pido lo mismo que tú ;-)


Un besiño grande grande y rosa.

Vane dijo...

Pues yo les voy a pedir.......justicia para el peque, que nunca desaparezcais de mi vida......que david sea inmensamente feliz siempre,que mis amigos y familia sean tambien felices (la felicidad incluye la salud el dinero y el amor, quien podría ser feliz sin ellos???) alguna cosilla que me guardo por si acaso......y que lleguen muy prontito esos besos de chocolate, por vosotros y por el portador de esos besos.......fin de esta carta.
Besitos Pili

conchi dijo...

me encanta lo que pides...ojalá se cumplan todos vuestros deseos, porque así yo también soy feliz.

MAMI dijo...

Y que ricos tienen que ser esos besos de chocolate ¿verdad?. Me encantan tus deseos, sobre todo porque nos incluyes en ellos, muchas gracias por todo, por apoyarnos y por compartir toda la ilusión con nosotros, se que ese niño/a cambiará definitivamente nuestra vida y llenará de algún modo esos espacios vacios que existen en nuestros corazones.
Todos tus deseos son nuestros deseos porque te queremos, porque os queremos muchísimo.
Miles de besos.

Superwoman dijo...

Yo pido volver a ser yo (y eso está en mis manos) y el banner de las pastillas que tienes en la parte derecha de la pantalla (eso está en las tuyas).
A tus peticiones, me sumo encantada.
Un supersaludo

PMM dijo...

Ojalá se cumplan, Lucía, y los tuyos también!
Tú puedes copiar lo que quieras, Virtudiñas.
Vane, eso de no desaparecer de tu vida, dalo por hecho.
Conchi, la felicidad, en la mayoría de los casos consiste en eso, en ver felices a los que quieres.
Mami, ricos, no, riquísimos. Y por ahora aunque no sean de chocolate, besos también para vosotros.

Vuelve, SW, vuelve, y si tengo que tomarme yo las pastillas, sabes que me las tomo.

José Núñez de Cela dijo...

También apoyo tus peticiones. En cuanto vea algún paje por aquí, se lo digo. A ver si entre todos se cumplen las peticiones de alguien.

Saludos,ánimo y a seguir deseando que es el principio.

Luz Begoña dijo...

Me pido que se cumplan tus peticiones, Pilar; porque estas son universales y todos las hacemos nuestras.

Aldabra dijo...

Brindo por tu espíritu infantil. Biquiños,

Titajú dijo...

Pues brindo por lo mismo, y me uno a tus peticiones. Y pido una cosa más que pido todos los años: ver a mis padres una vez más.