viernes, 16 de julio de 2010

Dejando el invierno atrás

El verano no es una estación.
El verano es ese calorcito que sientes en el cuerpo, esa sensación de bienestar, o esa luz que de pronto ves en la cara de alguien. Y para eso no hace falta ir al Caribe, ni a las Canarias, ni tan siquiera al Orzán.
Para eso sólo hace falta tener amigas e intentar hacer feliz a una persona a la que aprecias.
Poco a poco, por momentos, dejamos el invierno atrás. Aunque llueva.

12 comentarios:

Titajú dijo...

Bueno Pili, es que lo pones muy fácil. ¿quién soportaría el clima de Galicia, sino fuera por el calor que irradias tú y la gente como tú?

PMM dijo...

Ju, el clima de Galicia es fantástico, sobre todo después de haber vivido en un lugar en el que soportaba -10º en invierno y más de 40º en verano.

MARIETA dijo...

Lo que llueve es cariño inmenso, Pily... Tremendo cariño. Besos.

PMM dijo...

Te echamos de menos, Marieta

Vane dijo...

Pues ojalá no vuelva ese invierno Pili......por fis!!!!.
Gracias , racias por todo, sobre todo la entradita del chalete....jejeje

Virtu dijo...

ainssss que sea veranito siempre!!!

conchi dijo...

Ojalá existan muchos veranitos como los de esa fantástica tarde.

Aula de protocolo dijo...

Vane, haremos todo lo posible, no lo dudes.
Virtu, por lo menos si no puede ser veranito, que sea una buena primavera.
Conchi, eso está en nuestra mano

PMM dijo...

La de antes soy yo

Manuel Guisande dijo...

Despuñés del invierno que pasamos, estos rayitos de sol se agradecen

Aldabra dijo...

tienes razón, pmm,
todo está en el corazón.

bicos,

Superwoman dijo...

Ay, ese clima continental, me resulta una descripcion conocida. A mal tiempo buena cara y amistades para montarse la aventura en casa o fuera de ella (tras tres semanas de calor del centroespañol, al que aqui no hay nadie acostumbrado, va a llover... a mi plin, me voy a disfrutar de un balneario).
Un supersaludo