miércoles, 12 de mayo de 2010

Saturación

Bueno, a alguno le puede parecer que últimamente me he olvidado del blog, incluso hay algún otro, que dice que escribo unos textos muy cortos. Y creo que no estoy en condiciones de discutir ni lo uno, ni lo otro. En realidad creo que no estoy en condiciones de discutir. Y eso (la falta de ganas de discutir) en mí, sólo puede significar una cosa: SATURACIÓN.
¿Por qué será que las cosas siempre tienen que ocurrir todas a la vez? Sí, sí. Cuando tienes una época de trabajo intenso, lo más probable es que te embarques sin querer, bueno, rectifico, seguro que queriendo, en otros proyectos (y fijaos que lo digo en plural) que siempre has tenido en mente o que se te presentan de repente. Y así, en pleno apogeo, y ahora sí sin quererlo, llegan esa citas médicas que estabas esperando, y la reunión de vecinos, y la presentación de varios trabajos del Máster, y la preparación de un curso extraordinario... Y eso que no añado la limpieza de cristales. Al menos la lluvia en mi caso ha servido para algo.
Y vaya, juraría que esto a mí ya me ha pasado antes.
Debe ser el ciclo de la vida, por lo menos el ciclo de mi vida.
Pero pienso: "no hay mal que cien años dure" y venga, a seguir al pie del cañón, que además esta es la excusa perfecta para decir: "Chicas, hay que salir a descongestionarse un poco y echar unas risas".
Porque en el fondo, tampoco está tan mal no tener ganas de discutir y porque en el fondo, creo que probablemente no sabría vivir de otra manera.
Así que disculpen las ausencias, pero como dijo Ortega y Gasset: "Yo soy yo y mis circunstancias"

18 comentarios:

  1. Pili, Pili....No se puede abarcar tanto.... Una se satura!!!! ¿¿Cuando quedamos?? Si es verdad, que todo tiene su lado positivo... Un beso y si necesitas ayuda para los cristales, ya sabes donde vive Ju!!!!!(jijijijijiji)

    ResponderEliminar
  2. No me hables del ciclo de la vida, que si mepongo a pensar en el próximo invierno..... noooooooooooooooooooo

    ResponderEliminar
  3. Moni, si nos saturamos pero abarcar, abarcamos lo que nos echen. Y los cristales, ni tocarlos, que sigue lloviendo.
    Guisande, no pienses en el próximo invierno que todavía estamos en éste.

    ResponderEliminar
  4. Lo que hace falta de vez en cuando es "parar y templar" o "comerse un Kit-Kat", que los dichos taurinos ya están en desuso. En definitiva, dejarlo todo colgado por unos dias y sin remordimientos, desaparecer (o hacer como tal), aparecer en otro sitio y volver a enfrentarte a todo, cristales incluidos. a mi me ha ido bien

    saludos

    ResponderEliminar
  5. Ay, José, si desparezco, casi es peor a la vuelta. A mi me funciona muy bien lo de echarme unas risas, y como soy de risa fácil, pues será por eso que sobrevivo.

    ResponderEliminar
  6. Yo quedo cuando haga falta, ¡como no voy a limpiar cristales, tengo tiempo libre! :-)

    ResponderEliminar
  7. ¡OYE MONI, GUAPA, ESPERA QUE TE PILLE!!!!!!!!!!!!

    ResponderEliminar
  8. :-) A las blogueras siempre os pasa como a los ciclistas... que, tarde o temprano, os entra la pájara.
    Así que, ya sabes, como en el ciclismo,en el mundo bloguero también están el pelotón, el sprint, la escapada...
    You can do it!!!

    ResponderEliminar
  9. Ju, pues ya estamos poniendo fecha que Valor nos espera!
    Matapollos, no, no pájara no, no vaya a ser que hagas uso de tu nombre, y del pájaro al pollo, poca diferencia hay ;-)

    ResponderEliminar
  10. Cualquier día me cambio el nombre y me pongo "Daphne Gnidium" que total... pa´ los efectos.

    El cachondeo que no falte, :D :D

    ResponderEliminar
  11. Pues que quieres que te diga, me parece igual de misterioso que Matapollos, y seguro que algún cachondeo le encontrábamos igual, querida Daphne.

    ResponderEliminar
  12. Creo que lo mejor es la sesión de risoterapia. Además de repente se te olvidan los cristales, los cursos, los médicos..etc..
    Ah!!! no esperes que te vayamos ayudar con los cristales. Yo lo intenté en un entrada del blog la limpieza de la casa, y se fueron todas por los cerros de Ubeda jejejeje.

    ResponderEliminar
  13. Yo siempre voto por las risas, Conchi, libera el cuerpo y el alma. Y en cuanto a lo de los cristales, ya sé yo que por aquí no voy a encontrar mucha ayuda.

    ResponderEliminar
  14. Yo me apunto a esa cenita, o coca-cola o helado, me dá igual, pero yo voy:-), poned fecha y hora...jejeje.bikos

    ResponderEliminar
  15. pues hala! a cenar se ha dicho....me pasa como a ti, entre la fusión, digo la saturación, y el estrés, necesito recetarme unas risas... Recetadas están, en comuna

    ResponderEliminar
  16. A veces hay que parar. Y se para. Los que quieren SEGUIR, esperan. Esperamos, claro que sí.
    Saludiños.

    ResponderEliminar
  17. Aun cuando escribas poco, todo lo que escribas es intenso... y te lo dice una que ultimamente se lleva el premio a la "superregularidad" y a la "superextension de contenidos"... anda que...
    Un supersaludo

    ResponderEliminar
  18. hacemos lo que podemos y muchas veces, incluso, más de lo que podemos.

    biquiños,

    ResponderEliminar