viernes, 23 de abril de 2010

23 de abril

De nuevo, el Día del Libro, San Jorge (felicidades, pollo) y por supuesto, el Cervantes (Felicidades Señor Pacheco)


Contraelegía de José Emilio Pacheco
Mi único tema es lo que ya no está
Y mi obsesión se llama lo perdido
Mi punzante estribillo es nunca más
Y sin embargo amo este cambio perpetuo
este variar segundo tras segundo
porque sin él lo que llamamos vida
sería de piedra.

10 comentarios:

Moni dijo...

Pues entonces tocará felicitar al Sr. Pacheco... Felicitado queda!!! Un beso

Vane dijo...

Felicidades señor Pacheco, muchas felicidades.

P.D-Aunque siendo sincera no se muy bien por que. Mil besos

Aldabra dijo...

fantásticos versos para un día del libro.
bicos,

Virtu dijo...

Parece este Sr. Pachecho mucho de llevar la contraria, de ir a contracorriente...me gusta.

Felicidades a todos, pues.

Titajú dijo...

Pues se me ha pasado el día sin enterarme que era el día del libro... Raquel está pocha otra vez.

PMM dijo...

Pues sí, Moni, al señor Pacheco y a todos los Jorges. Vane, este escritor además de ser el autor de ese magnífico poema que ilustra muy bien una situación que tú conoces, es el Premio Cervantes de este año.
Aldabra, sí que lo son.
Pues sí, Virtu, un poco rebelde.
Ju, es que cuando hay preocupaciones mayores, ya se sabe. Si sigue mala, ya sabes dónde puedes dejarla para que os vayais al Circo del Sol.

Titajú dijo...

Gracias por tu ofrecimiento que no leí hasta ahora. Si Raquel llega a estar malita el sábado, me quedaba con ella.
¿Tú serías capaz de ir y dejar a tu hija atrás? Seguro que no.

PMM dijo...

Ju, pues probablemente no, pero con unas entradas para el Circo del Sol y con una amiga que seguro que la iba a cuidar tan bien como yo, a lo mejor me hacía dudar.

José Núñez de Cela dijo...

La verdad, no conocía nada de este poeta (los cervantes a veces pretenden reconocer a literatos nada mediáticos que merecen reconocimiento, lo cual está muy bien) pero después de conocer la anécdota de sus pantalones y algún poema, como el que nos has presentado, por ejemplo, la verdad es que me cae la mar de bien. Me gusta.

Gracias

millenium dijo...

Sí, supongo que será... mejor dicho es maravilloso el cambio día a día de la vida, ese variar que evita que la vida sea una piedra... aunque, a veces, por desgracia, ese cambio sea la misma piedra.