viernes, 26 de marzo de 2010

¿Y qué tal si apagamos un rato la luz?


Llego de nuevo la hora del Planeta.
Pues sí, el sábado 27, de 20.30 a 21.30, WWF quiere que apaguemos la luz, para encender el planeta.

Si hasta Pocoyó se apunta. Venga ¿por qué tú no?

11 comentarios:

  1. Genial!! Ahora mismo lo pongo en feis... Antonciño ya ni mira al Pocoyó, pero seguro que esto le gusta, que las monjas lo tienen concienciadísimo je je Les han dado una buena charla esta semana. saludiños

    ResponderEliminar
  2. A ver si este anyo me acuerdo... que tengo una cabeza grillo que para que.
    Un supersaludo

    ResponderEliminar
  3. Pues si lo dice Pocoyó, pues habrá que hacerlo, pero que sepas que te hago más caso a ti.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  4. Pues ya sabes Marieta, una siesta a esa hora tampoco está mal, así descansas. Bicos.
    SW, eso también me pasa a mi, que incito a todo el mundo y luego no me acuerdo, lo mejor será no estar en casa a esa hora, y punto. Así ya está todo apagado. Otro supersaludo para ti.
    No, no, Ju, Pocoyó tiene muchas más credibilidad que yo, créeme, dónde va a parar. Biquiños

    ResponderEliminar
  5. Soy una inculta!!!!!no tenía ni idea de que existiera una hora del planeta. Lo intentaré, pero en la aldea,con todos los niños no sé como será... Un beso

    ResponderEliminar
  6. De inculta, nada, Moni!
    El caso es ahorrar energía

    ResponderEliminar
  7. Pues yo el año pasado también me apunté, pero los vecinos ni uno.
    Lo que sí haré es NO cambiar el horario el sábado, me declaro en rebeldía, a ver cuánto aguanto.
    Que disfrutes de tus vacaciones, guapa.

    ResponderEliminar
  8. Pues yo lo tengo complicado, porque si apago la luz a esa hora quizás me despidan!!!!!asi que yo seguiré con las lucecitas y los ordenadores a esa hora, lo siento.....bikos
    P.D- queremos foto de los sillones...jejejej

    ResponderEliminar
  9. Si hay que pocoyollellizarse, se hace y si hay que apagar las bombillas, se apagan...

    El Planeta manda.

    ResponderEliminar
  10. Pues creo que como mucho aguantarás hasta tu primer día de trabajo, Matapollos, pero por intentarlo que no sea. Suerte y disfruta tú también.
    Vane, tú en el trabajo estás disculpada, no te preocupes. Lo de los sofás cuando los haya, habrá foto, pero si fuera por mí compraría uno igualito al del blog.
    Claro que manda, Virtu, pero a veces somos unos hijos desobedientes, muy desobedientes. Felices vacaciones.

    ResponderEliminar