viernes, 12 de febrero de 2010

Las lágrimas que no se ven

Hay lágrimas que no se ven. En realidad, no las ven los demás, pero están ahí. Corren a ríos por tu interior. Algunos días el río discurre tranquilo y plácido. Otros, se convierte en un torrente desbocado. No sabes exactamente cuál puede ser la causa de ese desbordamiento: un olor, una mirada, unas palabras que dice alguien, o como hoy, una fecha. Un número y un mes que la vida graba en ti con un hierro candente.
Hoy es 12 de febrero. Y ella no está. Y me sigue faltando. Y por eso, por dentro, las lágrimas corren sin control, aunque por fuera la vida siga su curso cotidiano. Hoy, igual que hace un año, y me imagino que igual que todos los que vengan después.

21 comentarios:

  1. Pily, te mando un abrazo, de los que aprietan, vale??
    Bicos.

    ResponderEliminar
  2. El dolor, amiga mía, se alivia bastante con el paso del tiempo, pero sigue siempre ahí, callado. Al principio se manifiesta en forma de estupor y luego de racionalización; luego pasa a ser punzante e insistente. Dspués va perdiendo su agudeza, pero se queda como algo crónico y permanente, un rumor que no puede cesar. A eso llamamos un cierto alivio, pero el hecho es que mientras vivamos ahí estará, con más o menos fuerza según momentos. Siento hoy lo mismo que tú, porque me lo has recordado, lo has traído a primer plano, y ahí sigue.

    ResponderEliminar
  3. un abrazo desde la comprensión de todo lo que implican las pérdidas...la verdadera muerte es el olvido y ahí está el amor...triunfante...grandioso.

    ResponderEliminar
  4. Gracias, Marieta, esos son los mejores.
    Clares, sé que seguirá, y en cierto modo, me consuela, porque eso significa que ha habido mucho amor.
    Gracias, Sherpa, bienvenida. Y no, nunca se irá del todo, porque siempre estará donde yo esté.

    ResponderEliminar
  5. Compa PMM, qué poquito trabajo me cuesta entenderte. Dentro de siete días, hará un año que perdí a mi padre; y sí, es ley de vida, de acuerdo, pero qué cierto es que hay leyes bien jodidas, y ésta lo es. Desde la comprensión, mi más sentida palabra de ánimo.

    Un fuerte abrazo y buen fin de semana.

    ResponderEliminar
  6. imagino que es un recuerdo doloroso.

    un abrazo grande,

    ResponderEliminar
  7. Compa Manuel, gracias y mi ánimo también para ti.
    Aldabra, sí que lo es. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  8. Un abrazo de oso grande grande para hoy... Lo único que te puedo ofrecer hoy, desde el corazón.

    Besos.

    ResponderEliminar
  9. Recibido, Virtu. Graciñas, de verdad.

    ResponderEliminar
  10. Pocas palabras para un día difícil. Un besiño enormeee y que pases un día tranquilo.

    ResponderEliminar
  11. Graciñas, Moni. Tranquilo, creo que no va a poder ser, por la traza que lleva.

    ResponderEliminar
  12. Recibe todo mi cariño y mis abrazos.
    Poco harán, per quiero que sepas que estoy contigo. Si quieres, nos reunimos y lanzamos más globos.
    Un beso, mi niña.

    ResponderEliminar
  13. Gracias, Ju. Sí que hacen, de verdad. Me conformo con verte mañana en el desfile y después ya veremos.

    ResponderEliminar
  14. El dolor no pasará, cambiará en su forma y ahí se quedará... pero hay que hacerle frente y vencerlo pensando en los buenos momentos que nos han dado los que ya no están.
    Hay que pelear duro. Mucha fuerza y adelante.
    Hace casi un año, mi padre se fué y yo he cambiado. Tú lo explicas perfectamente.
    Besos.

    ResponderEliminar
  15. El cambio es inevitable, Matapollos, por el dolor, por la ausencia, por el sentimiento de soledad que te asalta a veces. Pero tienes razón, hay que pelear duro. Biquiños.

    ResponderEliminar
  16. Pili, mi niña!!! yyo sin enterarme....un besito enorme, y agita ese llamador, a mi me funciona, aunque mi angel ya tiene que estar cansado de escucharlo, llevo dos dias que no paro...

    Por cierto....me prestas esa madre para un hijo???mientras llego yo vale.....millones de besos para el cielo

    ResponderEliminar
  17. Llevo puesto el llamador de ángeles desde que me lo regalaste y ya ha sonado varias veces. No te preocupes, seguro que esa madraza está cuidando de él.

    ResponderEliminar
  18. No te preocupes, nadie desaparece si se recuerda siempre y estoy seguro que la recuerdas siempre.

    ResponderEliminar
  19. Un abrazo virtual grande. Quizás lás lágrimas tengan sabor salado por que a veces el dolor es tan grande como el el mar...

    Ojalá vaya doliendo menos.

    Carpe Diem

    ResponderEliminar
  20. Aguanta el tirón, es cierto que nunca se olvida a esa
    madre... gracias a dios. Ánimo, un beso.

    ResponderEliminar
  21. LO siento, pero bueena canción para expresar lo que sientes.

    ResponderEliminar