miércoles, 23 de diciembre de 2009

La vida en Navidad

En Navidad la vida sigue como el resto del año. Con sus incongruencias, sus alegrías, sus penas, y hasta con concursos para blogueros. Pero estamos más propensos a que las alegrías sean más gozosas y las penas más intensas. Quizás el truco esté en intentar darle la vuelta.
La ayuda: iluminación destelleante y por supuesto, música...

4 comentarios:

Mónica dijo...

Pues intentaremos hacer lo propio, que las penas duelan algo menos, y las alegrías se hagan intensas... Ojalá funcione!!! Un beso y Feliz Navidad

Clares dijo...

la vida sigue, claro que sigue, algunos de vacaciones, otros con sus trabajos, unos de viaje, y otros en el sofá. Con alegrías, con penas, y con ese pastor (¿de cabras locas?) que aconseja robar en los grandes almacenes. Ay, qué gente. Supongo que les habrá dicho lo que tienen que hacer si los pillan.

Matapollos dijo...

Buff..., al pinchar en el "enlace de las alegrías" me ponía que la página no existe. Pero parece que era sólo cuestión de esperar. Menos mal.
En fín, me voy a ver si escucho al genio de Minesota cantando en Latín, que han dicho por ahí que parece Juan Pablo II con unas copas de más y así me echo unas risas. Malo será.

Os deseo un montón enoooooorme de Felicidad en estas Fiestas.
Muchos besitos.

PMM dijo...

Ojalá Mónica, el primer paso es desearlo, así que ya estamso más cerca de lograrlo. Feliz navidad!
Clares, me ha encantado lo de pastor de cabras locas. ¿Qué penitencia les pondrá después?
Matapollos, ya te echaba yo de menos. Que te hagan muy feliz, no sólo en Navidad sino el resto del año. Besos muy grandes también para ti.