lunes, 9 de noviembre de 2009

El camino de la vida

La vida es un largo camino.Y el camino es a veces difícil. Tan difícil como recorrer un sendero de montaña en la oscuriddad de la noche. La ruta es angosta, pedregosa, cuesta arriba y escarpada. Y la noche es fría, oscura y sin luna. No ves dónde puedes poner el pie para no caer, para no pisar en falso. Y no ves cuánto camino queda por recorrer, ni si el camino se ha ensanchado, ni cuanto queda para que salga el sol. Y así la noche se hace más larga y el camino más difícil. Pero estás ahí, y no puedes dar marcha atrás. Sólo puedes caminar, poner un pie detrás de otro. Despacio, muy despacio. Tan despacio, que no te parece avanzar. Sólo puedes esperar a que amanezca en algún momento, para poder ver al menos en dónde te puedes apoyar. Porque así el camino, que es el mismo, parecerá más fácil, menos escarpado y menos angosto. Sólo nos hace falta un poquito de luz. Y caminar, seguir caminando.

14 comentarios:

Manuel Guisande dijo...

Hola: después de leerte me canso con tanto camino. Como pienses tan profundamente no disfrutas de la vida, ya sin pensar mucho es difícil. Un beso

PMM dijo...

No me extraña, Manuel, porque a veces esta vida es agotadora. Pero fíjate, que yo normalmente soy de las que disfruto el hoy, quizás porque no le doy muchas vueltas a la cabeza, pero a veces, no te queda más remedio, cuando no eres tú sino otros los que van por el camino difícil, y ahí, sí, si que le doy vueltas, porque no puedo hacer nada más que eso.

Matapollos dijo...

No, Pili, no. La vida no es un camino largo, quizás lo veamos largo en los malos momentos, que se hacen interminables, pero no lo es. La vida, será que me hago mayor, me parece muy breve.

En los buenos momentos disfrutamos más porque no nos detenemos a pensar.
A veces, cuando no podemos hacer nada, no hay otra, sólo nos queda esperar y desear.
Te deseo lo mejor para tí y para los tuyos.

PMM dijo...

Es cierto, Matapollos, que la vida se nos va en un suspiro, pero a ves ese suspiro es tan largo y profundo que te deja sin aliento. Graciñas

Clares dijo...

Me has preocupado, PMM. Espero que quien sea que te preocupa a ti encuentre un camino acertado a la luz del día y que llegue a su destino sin ningún percance. Es cierto que la vida a veces nos pone en esos caminos difíciles y peligrosos, pero, como tú dices, siempre adelante, caminando, que de todo se sale y viene el descanso. Besicos

Virtu dijo...

Y a veces en esa oscuridad, y cuando ya nos hemos acostumbrado a ella, logramos ver la luz de nuestra estrella que nos guia por ese camino... Siempre hay luz, sólo hay que estar atento y prestar atención a sus detellos.
Besos.

Mameluco dijo...

Yo no quiero andar por caminos pedregosos. Lo de la oscuridad si me gusta, porque soy medio vampiro.

La vida es corta o larga, buena o mala dependiendo del que viva. Una mosca del vinagre no se plantea cosas locas, pero no se puede decir que sea feliz. Nosotros podemos pensar y amargarnos, pero también podemos leer, comer o cualquier otra cosa. Esto no es una cosa positiva, porque si nos faltan cosas que en la naturaleza serían superfluas nos jodemos la cabeza de mala manera. Pero la vida no es un camino, porque muy bien se puede vivir sin moverse uno del sitio, por vago o porque no merece la pena.

Yo por si acaso me he comprado un bonobus. Andar es un asco.

Superwoman dijo...

Gracias, necesitaba justo este texto.
Un supersaludo

PMM dijo...

Gracias por preocuparte, Clares.Yo también espero que sean cpaces de ver en algún momento un bonito amanecer.
Virtu, quizás esa sea la clave, acostumbrarse a la oscuridad para poder apreciar algún destello.
Mameluco, la vida sí es un camino, aunque tú hayas decidido no andar. No lo puedes evitar, cada uno tenemos el nuestro. Largo o corto, más fácil o difícil.
SW, tuyo es.

Mónica dijo...

Que quieres que te diga yo de la oscuridad del camino,que todos,o eso creo, en un momento u otro de nuestra vida, tenemos más cerca esa oscuridad de lo que nos gustaría. Yo creo que lo importante es ver la luz del fondo,aunque esté muyyyy al fondo, porque al final se acercará,eso seguro.Mucha fuerza Pili,y un besazo

PMM dijo...

Graciñas, Mónica.

Vane dijo...

Que verdad has dicho....no queda más remedio que esperar a que aparezca ese rayito de luz.....y yo estoy impaciente porque llegue, pero tarda, entretanto voy dando pasitos, uno tras otro, y a veces camino hacia atrás, sin poder remediarlo......me he apropiado de tú entrada, perdona. un besito enorme Pi

Cosechadel66.es dijo...

Y un paso tras otro. Y levantarse tras cada caida. Y ser más fuertes, y sonreir, aunque sólo nos veamos nosotros...

Carpe Diem, en sumadelde

PMM dijo...

Cosecha, la risa es curativa, pero a veces, ya sabes, cuesta hacerla salir.