viernes, 30 de octubre de 2009

Las cosas de la vida, en internet

Hace años, bueno, quizás hace tan sólo uno, si me dijeran que iba a estar haciendo lo que hice ayer, bueno en realidad hace dos días, hubiera dicho “¿Yooooo? Ni de coña. ¿Enviar un regalo, no virtual, a alguien que no conozco nada más que por Internet.”
Otra vez... “ ¡Ni de coña!”
Pues sin coña, que lo he hecho. Hoy es 30 de octubre, y un bloguero, bueno, para mejor definición un periodista bloguero está de cumpleaños. ¿Qué como lo sé? Porque cuando fue el mío me felicitó y se maravilló porque no había pedido nada a mis amigos virtuales y me dijo muy clarito, que cuando él estuviera de cumpleaños, pediría una cosa para que se la enviaran a la redacción. Efectivamente así lo hizo públicamente.
Así que ni corta ni perezosa, he estado esperando para cumplirle el deseo. Y espero que lo haya recibido, que lo disfrute y si quiere, mejor que lo comparta, que ya se sabe que esas cosas las carga el diablo y son muy dañinas. No vaya a ser que tenga que escribir algo sobre la Santa Compaña que ya viene a avisarle.
Pero ¿cómo negarle algo a alguien que te hace reir, y más en un día como éste?

Muchas felicidades, señor Guisande, que cumpla muchos más y nosotros que lo leamos.

P.D.: Que no se me enfade el resto. Porque la verdad es que me gustaría mandarle cosas no virtuales a más amigos blogueros, pero son tan discretos todos, que no sabría cómo hacérselo llegar, así que si no cambia la cosa, tendré que seguir haciendo regalos on line.

16 comentarios:

Manuel Guisande dijo...

Hola Pilar: No te imaginas la alegría que me llevé hoy al llegar al periódico. De repente me senté frente al ordenador y cuando iba a coger las 15 ediciones del peri que me ponen al lado vi un sobre. No me acordaba de nada hasta que leí tu tombre, y entonces digo... ¡¡¡¡¡¡ el regalo !!!!!! Creo, te lo digo en serio, que desde que era pequeño nunca tuve tanta alegría. Me emocioné y todo. Lo cogi, lo toque con los manos por fuera, vi que era esponjoso y lo abrí y allí estaba mi regalo. Sé que fui tan feliz tan feliz tan feliz que nunca lo olvidaré. Después llegó el ordenanza y uno del blog, Daniel, me envió un cuento que publicó. Me habéis hecho tan feliz,pero tan feliz, que nunca os lo agradecré lo suficiente. Pilar, un bso

PMM dijo...

Guisande, me alegra poder devolverte sólo una parte de las sonrisas que no sacas tú cada día que publicas uno de tus textos. Tendría que regalarte muchas otras cosas todavía para estar igualados. Muchas felicidades. Disfrútalo pero con moderación

Mónica dijo...

Nos dejais con ese saborcillo agridulce al no decir que era el regalo...(una que es cotilla por naturaleza).Feliz cumpleaños Manuel y Pilar,ya me estás recordando a Virtu que siempre está en todo...

Aldabra dijo...

Pues ¿sabes qué?, que ya somos dos. Hace un par de semanas también envié un regalo (un libro) a una internauta en Hamburgo y me hizo una ilusión enorme, saber que un hilo nueva a trascendido fuera de la red y ha pasado al plano real.

Es algo hermoso.

Y es que la red da de sí todo y cuanto nosotros deseamos.

biquiños,

Cosechadel66.es dijo...

Pues muchas, muchas felicidades.

Carpe Diem

Virtu dijo...

Coincido contigo Pili pero para el próximo año que pida algo más sano, no sé un par de alpargatas para caminar o un sacho, como tú le dijiste.

Feliz cumpleaños Guisande! que me troncho contigo siempre

Titajú dijo...

Feliz cumpleaños al que corresponda, y un beso a los demás.
Yo estoy contigo, Pili. Si hace un año me llegan a decir el inmenso cariño que le puedes llegar a coger a una persona que no conoces de nada, como es mi caso, me habría reído en sus barbas.
Es bonito que se acuerden a alguien, ya sea de forma virtual, o materialmente.
Hasta la vuelta.

PMM dijo...

Mónica la imagen lo dice todo, pero además Guisande lo pidió él mismo bien clarito: picadira de tabaco rubio, negro no. Y ojalá me pareciera a Virtu!
Aldabra, es eso es lo bonito de regalar, que casi le hace más ilusión al que regala que al que recibe.
Las merece, Cosecha.
Virtu, para compensar le envié la picadura en un sobre verde de estos ecológicos que venden en correo. Sólo espero que no se lo fume.
Sí que es genial, Ju, yo me imagino a veces como aquellas personas que esperaban cartas de sus familiares o amigos, yo ahora espero entradas en el blog. Y no te preocupes que nos acordaremos mucho de ti.

Clares dijo...

Una historia estupenda. ¿Picadura de tabaco rubio? Es curioso. Felicidades al feliz internauta tan regalado. Lo bueno de internet es cuando se pasa a la vida desde lo virtual. Ya tengo esa experiencia y es emocionante.

PMM dijo...

Espero algún día poder hacerlo yo también Clares contigo, con Mameluco, con Guisande, con Titajú, con Virtu, con Vane, con SW, con todos los amigos blogueros. Aquí o allí, da igual.

Manuel Guisande dijo...

Hola amigos de PMM. Gracias por vuestras palabras de cariño. Nunca viví algo tan emocionante, no os lo podéis imaginar. No tengo palabras para explicar todo lo que ha pasado, sentir que te aprecian, que te quieren... los niños somos así. Un beso con mucho cariño.

Vane dijo...

Muchas felicidades al cumpleañero...Pili eres un encanto, y tienes razón al decir que le hace tanta ilusión al regalado como al que regala....que pena de una foto de ese instante...un beso para ti y otro para guisande

Clares dijo...

No te quepa la menor duda, lo haremos, alguna vez, porque se traba una relación muy agradable y amistosa en este medio, y yo ya considero mis amigos a muchos blogueros, entre otros a ti.

Mónica dijo...

Gracias Pili por no dejarme en ascuas...Efectivamente,no me fijé en la foto...Un beso

Jim Alegrías dijo...

Bueno, menos mal que Don Manuel no pidió para su cumpleaños 900 g de carne de buey para guisar, limpia y cortada en dados de 5 cm, porque no te habría llegado un sobre.
Buen detalle.

Saludos de Jim.

PMM dijo...

Vane, me encanta regalar más que recibir regalos. Me gusta buscar cosas que sé que les gustan a los demás y esperar a verles la cara cuando lo reciben. Efectivamente, lástima que no tengamos la foto del momento "Guisande recibiendo un sobre con remite PMM"
Jim, ese regalo sería difícil de enviar en sobre, pero ya veríamos lo que hacíamos.
Mónica, la verdad que la foto tampoco es muy explicativa, sobre todo para los que no fumamos.
Clares, mi casa está preparada para recibirte cuando quieras, como al resto de los amigos que por aquí se pasan y son todos unas magníficas personas como se puede apreciar.
Guisande,,mis amigos ya lo son tuyos, porque lo bueno de la amistad es que se puede compartir sin problemas y además se hace más grande.
Guisande, sigue siendo niño mucho tiempo.Biquiños.