miércoles, 2 de septiembre de 2009

Un placer para los oídos

Y no lo digo yo, que en realidad soy una profana en estos temas. Lo mío con la música es pura pulsión o instinto, no conocimiento técnico. Pero lo han dicho también los que saben de esto.
Celso Albelo y Desirée Rancatore nos hicieron disfrutar ayer con sus magníficas voces junto con la Orquesta Joven de la Sinfónica de Galicia interpretando una obra estupenda de Bellini, “I Puritani”. Aunque también tengo que reconocer que esta ópera tenía un aliciente especial porque el papel de Bruno, lo representaba un tenor coruñés, Pablo Carballido, director del Coro Cantabile. Lo dicho, un placer.

7 comentarios:

Cosechadel66.es dijo...

Dicen que la Opera se escucha con el alma...

Carpe Diem

PMM dijo...

Pues no te digo yo que no, Cosechadel66, pero aunque no se escuche con el alma, al alma llega seguro.

Clares dijo...

A mí me gusta la ópera mucho, pero rara vez se tiene la oportunidad de verla, no sólo escucharla, y sin tener que viajar. Por lo que cuentas debió de estar muy bien. Es que la ópera es algo más que música, es teatro, es escena, es dirección de actores, vestuario, escenografía, todo. En vídeo he visto algunas puestas en escena, por ejemplo, de Giorgio Strehler, que son maravillas de dirección musical, dramática y artística. I Puritani es una de las óperas que menos conozco. A ver si me empleo en ella.

Virtu dijo...

La miel no está hecha para la boca del asno...de igual forma que la ópera no está hecha para mí...ya me gustaría pero no capto.

:-(

Nicetas dijo...

http://www.elmundo.es/elmundo/2009/09/02/blogdepecho/1251899205.html

PMM dijo...

Clares, yo tampoco la conocía y la verda es que me pareció estupenda porque la música de Bellini es muy bella.
A finales de mes, toca Turandot, pero claro como viene la Arteta, ya no hay entradas. Estoy investigando a ver dónde puedo conseguir unas aunque sea en la reventa.
Pues mira Virtu, yo también lo pensaba hasta que fui a ver una, en vivo y en directo. Y como digo, yo al contrario que mi hija, no sé nada de música en cuanto a técnica, pero me encanta la música clásica porque cuando la escucho siento algo placentero. Claro, esto es cuestión de gustos.

PMM dijo...

Gracias, por el apunte y por tu visita,Nicetas.