miércoles, 9 de septiembre de 2009

9 del 9

Hoy es día 9 y esa fecha en el calendario estaba marcada por dos cosas.
Una. Libros de Alba. Así que nos hemos ido al cole a comprar los que no entran en el plan de gratuidad. En el de gratuidad universal, el de antes, no en el gratuidad solidaria de ahora. Porque Alba empieza 2º de la ESO, y como ya estaban los libros comprados, pues este año siguen como el anterior. Es decir, todos los libros son en régimen de préstamo, menos los que son de actividades. Resumiendo: dos libros, material, TIC y APA. Total 80€. Y sin quejarse, que los libros que no hemos tenido que pagar sumaban ellos solitos, 256€, que nos hemos ahorrado. Pero claro, ahora dicen que este sistema de préstamo no es bueno, porque no es solidario, ya que no se puede ayudar por igual a ricos y pobres. Por eso será mejor que una familia de renta baja, pueda aprovechar todas las ventajas del nuevo plan (léase: los niños pueden emplear el libro como una herramienta de trabajo, para subrayar y anotar y tenerlo en casa siempre que quieran,) y pagar 76€ más que en cursos anteriores (como mínimo, ya que la ayuda máxima son 180€). Pues mirándolo así, no me consuela nada que este tipo de sistema sea el más extendido en España, ni que los estudios científicos demuestren que tener un libro en propiedad aumenta el rendimiento académico. Mi hija ha estudiado con los dos sistemas y el resultado ha sido el mismo.
La realidad es que para muchas familias gallegas de rentas bajas la vuelta al cole este año será mucho más cara que el anterior, a pesar de la ayuda. No sé, a mi no me parece ni gratuidad ni solidaria, simplemente creo que todos salimos perdiendo.

Dos. En realidad no está marcado porque, al menos yo, me acuerdo que estoy de aniversario de boda, y este año no deja de venirme a la mente lo de …Veinte años no es nada…
Pues no sé si la mirada sigue o no febril, pero el caso es que sí, que no deben ser nada, porque han pasado volando. Ha habido de todo. Días buenos y malos. Excelentes y pésimos. De amor y de no tanto. De querer tirarle los trastos a la cabeza ( y me imagino que él a mí). Pero aquí estamos, al pie del cañón, 20 años después de aquel soleado 9 de septiembre de 1989, en el que yo dejaba mi casa, mi ciudad, mi familia y mis amigos y él pensaba que se llevaba a una dulce mujercita. A estas alturas me imagino que ya se habrá dado cuenta de la cruda verdad. ¿Habrá otros 20?

10 comentarios:

José Núñez de Cela dijo...

ja ja, te gano por un mes y once días...
y sí, veinte años no son nada si los llevas bien y sabes reponerte de los dias peores, si te acompañan "monstruitos" que llegan a cumplir 18 años y si no dejas de esforzarte para que al final, de verdad, no sean "nada".

felicidades!

Clares dijo...

Enhorabuena, te la mereces, os la mrecéis. Y también Alba, por su rendimiento escolar y por teneros de padres. No creo que sea importante que los libros sean propiedad o prestados. Cuestión de voluntad y de apoyo familiar.

Titajú dijo...

Yo los libros los compro en el cole. Mejor dicho el cole los compra or mi y me ahorro el quebradero de cabeza.
Los de una me salen gratis y los de la otra a pagar, pero no me quejo; el año pasado quise comprar los libros para que Claudia pudiese utilizarlos a gusto (sobre todo la tontería esa de tener que perder el tiempo copiando el enunciado de los deberes), pero resulta que me dijeron que no, que aunque fuesen suyos tenía que copiar el enunciado igual, así que no los compré... y perdimos horas y horas copiando enunciados eternos. en fin, es el sistema y hay que aguantarse.
Esperemos que este año, ya que los pagamos, podamos usarlos como Dios manda, porque sino, no le veo el avance.
Y en cuanto al aniversario, pues ¡felicidades!
PD: ¿Le dolió mucho a tu marido el enterarse de que perteneces al club de los bichos tipo cactus (como yo), o se lo hiciste ver paulatinamente, para que no le diese una angina de pecho?

Matapollos dijo...

Pues sí que tiene mérito veinte años con el mismo.
A mí es que esto de mezclar el amor (o como se llame) con los numeritos no me sale nada bien, no me cuadran mis cuentas.
Jolín, si esos veinte se te han pasado rápido con uno sólo, imagínate a plazos...

En cuanto al tema de los libros creo que unos lo han hecho mal y los otros lo han empeorado en lugar de mejorarlo y, como siempre, las pagan los más débiles.
Una pena.

Pues nada, que lo celebren uds. muy bien que eso es lo que importa de verdad.

Cosechadel66.es dijo...

Menuda movida la de los libros. Aqui en Madrid funciona un sistema de becas que no parace ir mal, pero que están recortando. Yo creo que debian de ser gratuitos totalmente, además de reforzar la emseñanza informática, pero bueno...

En cuanto a lo otro, felicidades, aunque no haya otros 20, y que os quiten lo casao...

Carpe Diem

supersalvajuan dijo...

Pues nada, felicidades.

Virtu dijo...

Por supuesto! Habrá que luchar por esos otros 20, no? Y luego pediremos otros 20 y aquí estaremos...

¡Enhorabuena!

PMM dijo...

Gracias, José, como sigamos así somos un "RARA AVIS"
Clares,gracias, y yo tampoco creo que el rendimiento escolar dependa exclusivamente de la propiedad de los libros.
Titajú, nosotros también los compramaos en el cole y me temo que lo de copiar el enunciado no tiene mucho arreglo, porque en Madrid, que los libros eran nuestros, también se pasaba la vida copiando enunciados.
Lo del marido, como es un poco despistado se fue enterando poco a poco.
Matapollos, han pasado rápido, par alo bueno y lo malo, como dijo el señor cura.
Cosecha, he pasado por el sistema de becas de Madrid, y nunca nos la han dado. Así que pagaba religiosamente todos los libros y el material escolar, además había que hacer una cooperativa de padres para pagar fotocopias (que en nuestros caso como teníamos la suerte que el colegio perteneciera al plan de bilingüismo, eran muchas) y otros materiales perecederos del aula, porque sino el presupuesto de la CAM no llegaba para todo. De paso, ya poníamos para hacer un fondo para las salidas y no tener que estar soltando pasta cada vez que había una excursión. Total, un pastón. Y eso que yo tengo sólo una hija. Si hay etapas de educación obligatoria, creo que los libros que son necesarios debían ser gratuitos universalmente.
Graciñas, supersalva.
Virtu, pues ¡a la lucha!

Vane dijo...

David tambien empieza segundo de la E.S.O....y tampoco tengo que comprarselos, ya veremos que pasa el año que viene!!!!!tengo que comprar los cuadernillos de actividades, pero bueno...
Sabes que vuestro aniversario coincide con el cumpleaños de Jose? y este año ha sido una fecha especial 09-09-09....en fin, yo el mes que viene ya cumplo 14 años de casada...y tambien me han pasado volando,FELICIDADES Y A POR LOS SIGUIENTES 40. un beso

PMM dijo...

Gracias, Vane. Felicidades también a Jose.
Efectivamente ya veremos lo que pasa el año que viene con los libros, pero creo que toca pagar.