jueves, 4 de junio de 2009

ON A NEW BEGINNING

En medio de la campaña electoral, (la de este continente, claro) el Presidente Obama da en la Universidad de El Cairo un discurso muy esperado sobre la relación de los Estados Unidos de América con el mundo musulmán. El título ya lo dice todo: Sobre un nuevo comienzo. El texto completo lo podéis leer en la página web de la Casa Blanca, pero no puedo evitar extraer dos párrafos especialmente relevantes:
…”I do so recognizing that change cannot happen overnight. No single speech can eradicate years of mistrust, nor can I answer in the time that I have all the complex questions that brought us to this point. But I am convinced that in order to move forward, we must say openly the things we hold in our hearts, and that too often are said only behind closed doors. There must be a sustained effort to listen to each other; to learn from each other; to respect one another; and to seek common ground. As the Holy Koran tells us, “Be conscious of God and speak always the truth.” That is what I will try to do – to speak the truth as best I can, humbled by the task before us, and firm in my belief that the interests we share as human beings are far more powerful than the forces that drive us apart.
(…Reconociendo así que el cambio no va a suceder de la noche a la mañana. Ningún discurso puede borrar años de desconfianza, no puedo responder en el tiempo que tengo todas las preguntas que nos han traído hasta este punto. Pero estoy convencido que para avanzar debemos decir abiertamente las cosas que nos guardamos en el corazón, y que con mucha frecuencia se dicen a puerta cerrada. Debe haber un esfuerzo sostenido para escucharnos los unos a los otros; para aprender los unos de los otros; para respetarnos los unos a los otros y para buscar un punto de encuentro. Como dice el Sagrado Corán: “ Sé consciente de Dios y dí siempre la verdad”. Eso es lo que intentaré hacer, decir la verdad lo mejor que pueda, humilde ante la tarea que tenemos por delante, y firme en mi creencia de que los intereses que compartimos como seres humanos son más poderosos que las fuerzas que nos separan”)
…” For we have learned from recent experience that when a financial system weakens in one country, prosperity is hurt everywhere. When a new flu infects one human being, all are at risk. When one nation pursues a nuclear weapon, the risk of nuclear attack rises for all nations. When violent extremists operate in one stretch of mountains, people are endangered across an ocean. And when innocents in Bosnia and Darfur are slaughtered, that is a stain on our collective conscience. That is what it means to share this world in the 21st century. That is the responsibility we have to one another as human beings.”
(..”Porque hemos aprendido de las experiencias recientes que cuando un sistema financiero se debilita en un país, la prosperidad se hiere en todos lados. Cuando una nueva gripe infecta a un ser humano, todos estamos en riesgo. Cuando una nación persigue un arma nuclear, el riesgo de ataque nuclear aumenta en todas las naciones. Cuando extremistas violentos actúan en una franja de montañas, la gente está en peligro más allá del océano. Y cuando inocentes en Bosnia y Darfur son masacrados, aparece una mancha en nuestra conciencia colectiva. Eso es lo que significa compartir este mundo en el siglo XXI. Esa es la responsabilidad que tenemos los unos con los otros como seres humanos”)
La traducción está hecha a vuela pluma, pero he intentado ser fiel a sus palabras. Muchos ya estarán diciendo que son sólo eso, palabras, pero es histórico que un presidente de una superpotencia mundial esté hablando de cooperación, de igualdad, de paz, de manos tendidas, en un ambiente a priori supuestamente hostil. Y sí, reconociendo mi debilidad por Obama y su retórica y mi carácter optimista, sé que eso deberá plasmarse en hechos, pero siempre son necesarias las palabras de un activista que ponga en marcha un engranaje, porque esto debe ser un nuevo principio.

4 comentarios:

Clares dijo...

Reconozco que es histórico y emocionante. A mí, por lo menos, me emociona, y mira que ya no me emocionan nada los políticos, pero este hombre, o es muy astuto o tiene algo, carisma, poder de seducción sobre la gente. Leyendo tu traducción me lo estaba creyendo. ¿Y puede ser verdad? ¿Es tan conciliador? En fin, darle tiempo al tiempo.

PMM dijo...

Yo creo que en Obama se han juntado todos esos factores: es inteligente, tiene carisma, poder de seducción, es negro en el momento preciso, sabe aprovechar las nuevas tecnologías, reconocer públicamente los errores (no hay muchos políticos que lo hagan y eso le da un toque especial) y maneja la oratoria como pocos.
Y hay que darle tiempo al tiempo, pero ya está haciendo historia. Sólo los que vengan detrás podrán decir si de verdad consigue todo lo que quiere.

Aldabra dijo...

pues mira, el tiempo lo demostrará pero así a priori quiero creer en Obama, las palabras no lo son todo, evidentemente como tú dices son necesaios hechos para acompañar pero al menos parece que la intención existe y eso ya es mucho.

biquiños,

Superwoman dijo...

Lo dicho hoy en mi breve comentario: este hombre se está enfrentando al reto y de momento va haciendolo bien. No espero más de él... es un hombre (en el sentido persona humana, entendámonos), se equivocará, tendrá opciones que yo no comparto... pero al menos me parece ver ideas propias brillar bajo esa cabeza, algo que le distingue del último inquilino de su sillón.
Un supersaludo