miércoles, 20 de mayo de 2009

Sin dignidad

Dignidad.
Según el Diccionario de la Real Academia:
3. f. Gravedad y decoro de las personas en la manera de comportarse

Pues miren ustedes, comparto totalmente lo que dice César Rodríguez en La Voz, pero además digo, que me da igual lo que diga el señor Trillo, que no comparta la sentencia, que los altos mandos militares actuaran de buena fe (sólo faltaba que lo hubieran hecho a propósito) pero intentar engañar a unos familiares que acaban de perder a sus seres queridos, aprovechando que el resto de militares que pudieran estar en situaciones parecidas no pueden hablar porque sólo pueden obedecer a sus superiores, y no reconocer que las cosas se habían hecho mal y además seguir como si nada, no es un comportamiento decoroso por parte del máximo responsable del Ministerio de Defensa en aquel momento.
Así que para mí, el señor Trillo no tiene dignidad.

9 comentarios:

  1. Despreciable, deshonroso, ruin, indeseable, impresentable...
    Todo eso y más. Un cúmulo de cualidades señor Trillo, las que usted tiene.

    ResponderEliminar
  2. Pili, creo que has sido demasiado suave.
    Los individuos de esta calaña no responden a los mismos estímulos que la mayoría de los seres humanos.
    Simplemente habría que encerrarlos o condenarles a cavar fosas.

    ResponderEliminar
  3. Lo peor, que creo que todos los politicos son iguales salvo alguna que otra honrosa excepcion y venderian a su madre si la pudieran poner precio...
    de lo del Yak ni comento, no tiene nombre.
    Un supersaludo

    ResponderEliminar
  4. Desde luego todo este proceso ha sido totalmente inhumano e indecoroso. Pobres familias, cuanto han sufrido. El otro día lo decía una madre en la tele: MI hijo no merecía esto porque él estaba orgulloso de ser militar y de darlo todo.

    biquiños,

    ResponderEliminar
  5. Actuar de buena fe no exonera el delito.
    Si han hecho algo mal, que lo paguen. por cierto, no puedo abrir el enlace, me sale una página de Facebook . ¿Era eso lo que tenía que ver?

    ResponderEliminar
  6. Virtu, no tendría palabras que sumarle a lo de este señor, pero... no me importa que algunas ya se las hayas puesto tú.
    Y sí, creo que en este caso he sido más que suave, Matapollos.
    SW, me gusta l apolítica. No, me encanta la política, pero creo que los políticos profesionales, salvo honrosas excepciones como dices, no están a la altura de los que sí creemos que es algo necesari para la sociedad.
    Aldabra, este tema me indigna especialemente porque estoy casada con un militar. Y sé que él ha viajado en las mismas condiciones que esos compañeros que no tuvieron suerte como él. Él, mi marido, no puede hablar públicamente, pero yo sí y no pienso morderme la lengua. Las únicas personas por las que me modero es por esas familias.
    Titajú, el enlace estaba mal efectivamente, pero ya está solucionado.
    Sólo se pide que paguen todos los responsables y que lo hagan en la medida justa.

    ResponderEliminar
  7. Es que todavia le debo a Rose la historia de Fiona, pero si no, te contaria la del politico irlandes que vino a visitarnos a casa, Pili. Todavia no se me han pasado las ganas de vomitar y de esto hace siete años y dos hijos (que no son del politico, por supuesto ;)).
    Un supersaludo

    ResponderEliminar
  8. Hace mucho, mucho tiempo que este señor perdió toda credibilidad, honor y dignidad. Sólo le falta perder el autobús, pero eso no lo perderá, sencillamente porque no lo toma. Menuda pieza cartagenera, y yo bien que lo siento, que sea paisano o casi. Hoy le he oído declaraciones pasadas y he sentido vergüenza ajena.

    ResponderEliminar