viernes, 22 de mayo de 2009

The Pretenders are back

El Telediario a veces te transporta sin quererlo a otras épocas. Como ayer. Al ver esta noticia, de nuevo volví a mi época de estudiante universitaria, teletransportada por esa música y por esa mujer, Chrissie Hynde, lider de una banda The Pretenders que para muchos de mi generación ha puesto la banda sonora a gran parte de su vida.

Para que disfruteis durante el fin de semana, aquí os dejo “Don’t get me wrong” de su álbum Get Close.

11 comentarios:

Virtu dijo...

I don´t get you wrong!! (perdón por mi inglés) Disfrutaré del fin de semana, del buen tiempo (ejem ejem), de la familia, de los amigos, etc etc.

Matapollos dijo...

¡Hay qué ver que recuerdos nos trae la música!
No sé que clase de mecanismos tiene la memoria pero a veces es como si se destapase una cajita y se despertasen cosas que empiezan a salir por ahí, desde el fondo...
¿Será por la edad?
Me encanta esta canción (aunque los recuerdos que me trae, mejor que no se los cuente a mis hijos, todavía).

Superwoman dijo...

once in awhiiiile, two people meeet (que mal, pero que mal canto, pero como te entiendo, reina).
Un supersaludo

Titajú dijo...

Adoro los Pretenders. Si por casualidad hoy de tres a cuatro se cruzó con una loca cantando esto a voz en cuello por el paseo de Riazor, era yo.
Que lo sepáis.
La mía es "back on the chain gang" (i found of picture of you... ohohohohohohoh)

Clares dijo...

La diferencia de edad se nota en estas cosas, que a mí no me recuerdan nada. Son otras las músicas. Pero, en fin, así las comparto con vosotras, eso tiene esto de los blogs. La música está íntimamente unida a la memoria afectiva, se clava en nuestra mente y se asocia a ocasiones y épocas y ya queda como un referente para toda la vida. Ya veis, referentes míos son otras músicas.

supersalvajuan dijo...

¿Inmortales?

PMM dijo...

Virtu y SW, da igual como canta cada uno, lo importante es cantar a grito pelao y disfrutar como hace Titajú cuando hace deporte por el paseo marítimo. Yo también lo hago cuando me toca limpieza general.
Matapollos, a tus hijos no se lo cuentes pero nosotros estaríamos encantados de oirte.
Clares, no importa qu etus músicas sean otras, pero seguro que con las tuyas tendrás recuerdos muy similares a los nuestros.
Claro que son inmortales, nosotros los hacemos así cuando le ponemos esta música a las generaciones posteriores.

Matapollos dijo...

Pues es una historia un poco tonta, pero es la que asocio con esta música y si tú quieres yo cuento.
Una noche que salimos un grupo de amigas nos dió por cantar y la tomamos con esta canción, que estaba de moda y además le gustaba mucho a mi amiga.
Estuvimos toda la noche repitiéndola en plan borde total y, mientras una la cantaba, las otras hacíamos los coros con aullidos ("tal cual lobas", nos dijeron después).
La actuación final, a las tantas de la madrugada y con medio streeptease incluido, nos llevó a "cantar" frente al piso de unos chicos amigos. Lo que no sabíamos era que tenían un vecino policía municipal con poquísimo sentido musical y muchísima mala leche.

No creo que deba contarle nada de esto a mis hijos, como tampoco se lo conté, en su momento, a mi madre.
¿Total, para qué?

PMM dijo...

Ves como era una buena historia!

Titajú dijo...

Matapollos, esa historia no tendría lugar por un casual en Santiago, en la Calle General Pardiñas, ¿verdad? Es que me resulta muy, muy familiar.

Matapollos dijo...

¿No serías tú la que nos llamó lobas? A que te doy...