viernes, 15 de mayo de 2009

Las cosas buenas de la red de redes

Leyendo La Voz de Galicia, acabo de enterarme de esto, y probablemente aunque habrá mucha gente a la que no le interese, para mí es una buena noticia que la Universidad Internacional Menéndez Pelayo recopile gran parte de sus fondos, es decir, esas ponencias magistrales que han impartido grandes especialistas de diferentes ramas del saber en las diferentes sedes y cursos de la UIMP, las digitalice y las ponga a disposición de cualquiera, en Internet.
Porque es un paso más hacia un mundo en el que cualquiera tiene acceso al saber.
Porque poder encontrar una copia del texto original de la ponencia sobre El romanticismo y la poesía contemporánea de Octavio Paz o escuchar la conferencia de Fernando Lázaro Carreter sobre Cervantes y la prosa hasta ahora implicaba muchas horas de investigación y desplazarte a la sede en dónde tuvieran ese fondo documental para consultarlo. Yo acabo de verlos y oírlos sin moverme del sitio. Y es que los bancos, cuando quieren, pueden hacer cosas muy buenas.

8 comentarios:

Clares dijo...

Bueno, ya puedo estar un ratico más levantada y me animo a ir de visita por ahí, para encontrar algo tan estupendo. Es un paso, sí, en la democratización del saber, y un revés para aquellos que de todo quieren hacer caja. A mí me gustan mucho los libros como objeto material, quiero decir, que me gusta tener esas conferencias y otras en papel, pero todo no se puede conseguir de ese modo, ni hay tiempo ni dinero para tantas cosas, así que tenerlo en red para disponer de una información necesaria en un momento dado es interesantísimo. Bueno, amiga, ya voy volviendo en mí y seguiremos el blogueo. Un beso

PMM dijo...

Clares, me alegra tu visita porque implica tu recuperación. Yo también soy una bibliotecaria en potencia, pero me ha encantado ver la ponencia de Ocatavio Paz, con sus tachones y todo.

Virtu dijo...

Internet ya no es el futuro es el "ya".

Internet te permite conocer a gente que de otra manera no conocerías y encima nadie te pone cara fea. Te quita la soledad aunque a cambio te quite el contacto.

Atrás quedaron los tiempos de estudiante en que te pasabas horas a la cola de la fotocopiadora para conseguir copias y conseguir un libro, ahora ¡tenemos internet!
De todas formas nuestra generación juega con ventaja: porque es la única que disfruta de los dos medios, las generaciones venideras no sabrán del placer de leer un libro como tal, lo leerán ya pegados a las pantallas de un eBook..

¡Grande es internet!

PMM dijo...

Pues aquí estaremos nosotros para enseñarle el valor de un libro impreso, Virtu.

supersalvajuan dijo...

Buena iniciativa, si señor.

Titajú dijo...

Pues que cunda el ejemplo, y lo de los bancos, que no lo hagan como excepción.

Matapollos dijo...

Acabas de descubrirme un gran tesoro.
Ojalá repitan esta iniciativa otras universidades y otros organismos. Me encanta que estas cosas estén a disposición de cualquiera (como yo).

PMM dijo...

Iniciativas como ésta son las que deben ser prioritarias para los bancos, Supersalva, pero por ahora sí es cierto que son excepcionales como dice Titajú.
Matapollos, me alegra que tú también lo veas como un tesoro. Sólo está empezando pero cuando hagan todo el trabajo de chinos pendiente, será estupendo.