jueves, 5 de marzo de 2009

Más inteligencia emocional

Hoy vais a permitirme que casi plagie al señor Eduard Punset. Sí porque con la que está cayendo tras las elecciones vascas y gallegas, y tras una discusión dialéctica ayer con una buena amiga bloguera, creo que lo dice el señor Punset en este artículo de su blog es una verdad como un puño.
El título lo dice todo: Necesitamos menos ideología y más inteligencia emocional. Cuidado, no estoy diciendo que no necesitemos la ideología,(!qué sería de nosotros sin creencias¡) pero muchas veces eso es lo primero o lo único que ponemos por delante para escudarnos en ella, y nos olvidamos del resto.
Llevamos unos días de reproches de los que han perdido a los que han ganado, de los que han ganado a los que han perdido, de sacar viejos resentimientos a flote sin venir a cuento, de buscar culpas y culpables, de buscar vencedores y vencidos, de poner unas creencias por encima de otras. Mire usted. Es obvio que si yo pertenezco a un partido político será por algo, y creeré que esa ideología es la mejor para mí y los míos y por lo tanto para la sociedad. Pero no pienso que deba creer que todas las personas que no piensen como yo no son lo suficientemente inteligentes. ¿Seré un “rara avis”? En ocasiones, no tengo ninguna duda.
El texto del artículo dice: "La experimentación científica ha puesto de manifiesto que “a lo largo de la vida resultan esenciales una mayor autoestima, una mejor capacidad para gestionar las emociones perturbadoras, una mayor sensibilidad frente a las emociones de los demás y una mejor habilidad interpersonal; pero los cimientos de todas estas aptitudes se construyen en la infancia”. Son palabras de Daniel Goleman y Linda Lantieri, expertos en lo que ahora denominamos educación social y emocional. Otra manera de decir lo mismo es la llamada de algunos organismos internacionales para invertir recursos y esfuerzos en las técnicas del aprendizaje social y emocional: “Es el mejor atajo para que disminuya la violencia en las sociedades modernas”.

Deduzco que como mi generación no cimentó esas aptitudes en la infancia, ahora somos totalmente incapaces de tener, ya no digo mucha, sino una cierta sensibilidad hacia las emociones de los demás y por eso respondemos de forma agresiva cuando alguien nos lleva simplemente la contraria.
Todavía estamos a tiempo de poner en práctica estas cosas con nuestros hijos. Porque según el profesor Punset: "Distintas pruebas científicas demuestran que los niños educados con prácticas afines a estos criterios son más felices, confían más en sí mismos y son más competentes social y emocionalmente. Además, resulta que una buena educación social y emocional también mejoraría nuestros maltrechos resultados académicos."
¿Necesitamos más?

16 comentarios:

Superwoman dijo...

Me conformo conque mis hijos sean buenas personas... no creo que necesitemos mucho más que eso... el problema es el concepto de "ser buena persona" que tenemos y hemos tenido a lo largo de todos los tiempos.
Un supersaludo

mobesse dijo...

A mi me parece que lo que falta es ideología, ya ves. Supongo que el señor Punset se refiere a otra cosa, que suele confundirse con la ideolo
gía, la cerrilidad. La cerrilidad es una variada mezcla de tontuna, testosterona y no querer oir. Perdona la simplificación, pero hay libros que explican con mucho detalle y a lo fino lo que es y no es la ideología y distinguen la buena de la mala. No es el momento ni el sitio de ponernos sabios.
Por otra parte, la ideología no es nada complicado; es lo que todos sabemos, gosso modo.
En cuanto a la inteligencia emocional y todas estas cosas nuevas que salen cada día y que sirven para que hagamos cursos y más cursos, creo que están bien, pero que lo primero es lo primero y hasta que no tengamos un poco más de educación, no deberíamos pasar a otra cosa.
Somos un país de cerriles, maleducados y ruidosos sin ideología.

supersalvajuan dijo...

Más inteligencia, en abstracto.

Matapollos dijo...

Pues yo, como soy un poco bruta, me centro más en las cosas materiales y diré que necesitamos menos estrés, mejores horarios laborales, mejor alimentación, menos prisas, casas más grandes, más árboles, más cultura, más tiempo para hablar, para convivir, para jugar en la calle, más calma, más cariño, menos agresividad...

Y yo le muestro y demuestro al Sr. Punset, sin necesidad de pruebas científicas, que la felicidad cuando se mejoran las condiciones de vida acude rauda y veloz.

Por cierto, ¿cómo se mide científicamente la felicidad?

Titajú dijo...

El colegio de mis hijas daba ayer, en su "aula de padres", una conferencia sobre "inteligencia emocional".
Y me la perdí, claro, fue el día que eligieron los montadores para traerme los muebles del baño, después de 20 días de espera.
Voy a ver si me hago hoy con el resumen escrito que dan a los asistentes (Y a los que "hicimos pellas") y os cuento.
Es un tema súper, súper interesante.
PD.- ¿Por qué hoy en la "verificación de la palabra", aparece "TROLA"? ¡Que no, que no, que yo no miento! :-)
Me encantan las verificaciones... sale cada una...

PMM dijo...

SW, el ser buena persona en general, facilita muchísimo las cosas.
Mobesse, gracias por psar, pararte y opinar. Cueando veo y oigo ciertas cosas me dan ganas de darte la razón en eso de la cerrilidad, la mala educación el ruido y la poca ideología. Si es cierto que hace falta educación, aunque conozco a personas muy educadas que no son capaces de ver y respetar lo que piensa el vecino aunque sea un pensamiento razonable. Pero me gusta ser optimista y pensar que no somos un pais así.
Supersalvajuan, la inteligencia en abstaracto es buena, pero creo que hay muchos inteligentes que soy muy cerriles como dice mobesse.
Matapollos, tú de bruta nada. Y aunque puede ser una buena premisa tener unas condiciones de vida adecuadas para ser feliz, hay mucha gente que las tiene y no lo es así que dependerá de algo más ¿no?
Titajú, si la dan en el aula de padres del cole de mi hija te avisaré, porque estas cosas por apuntes no son lo mismo.

Titajú dijo...

Gracias; no sabes como me fastidió perderme la conferencia.

Mameluco dijo...

Querida PMM no puedo dejar sin comentarle eso de: ideología,(!qué sería de nosotros sin creencias¡) .
Como su propio nombre indica la ideología se basa en las ideas, y las ideas son en base a un razonamiento (lo doy por supuesto entre personas medianamente equilibradas). La creencia es algo intangible, por lo que no se puede equiparar a una ideología. Una creencia es algo basado en una subjetividad. Me puede decir que una ideología, también, pero aplico las palabras antes escritas sensu stricto. La ideología nace del razonamiento y la creencia de la subjetividad, de algo intangible. O sea que una ideología tiene que tener una praxis y no solo quedarnos en lo utópico de la creencia.
Joer, que cosa más espesa he escrito.
Es una cosa mía. Cuando leo la palabra creencia me sobresalto.

@ Matapollos La ciencia puede medir la felicidad, pero no dando números exactos. Cuando vas a un psiquiatra mide exactamente ese parámetro entre otros. Y es ciencia (no toda la ciencia es matemática pura). Y eso que cuando se tiene todo, se obtiene la felicidad no es del todo cierto. Ejemplo: los países escandinavos y su sociedad ejemplar tienen una alta tasa de suicidios.
Las enfermedades mentales están más extendidas en las sociedades avanzadas que en las que no.
Y lo digo por propia experiencia, vaya.

Mal bicho dijo...

En cuanto a los partidos políticos, no nos engañemos, PP y PSOE con como el Barça y el Madrid. Los dos tienen que ganar la liga y el que no lo consigue, fracasa. No piensan en el bien de la sociedad, si no en ganar la liga.
Punset me parece un hombre extraordinario al que los medios tratan de ridiculizar porque aborda temas que la mayoría de la gente no entiende.
Dicho sea de paso, su peculiar forma de hablar da mucho juego.

PMM dijo...

mameluco, agradezco la corrección, pero permíteme puntualizar.
Yo pienso que se puede creer en algo objetivo, y por lo tanto que una ideología se convierta en una creencia. Es más las ideologías son tipos de creencias, que normalmente tiene una base empírica al contrario que las creencias religiosas, que no las tienen, y que normalmente es con lo que más lo relaciona la gente.
Malbicho, coincido contigo completamente en lo del señor Punset, pero no del todo en lo de los partidos políticos. Sí creo que tiene que ganar esa "liga", pero también pienso que en todo partido político hay gente con ideales que lucha por una sociedad mejor.

Matapollos dijo...

Bueno, quizás habrá que tener más fe en la ciencia. ;-)

Clares dijo...

Después de tanta gente inteligente diciendo cosas tan acertadas, yo realmente sólo puedo decir que entendemos diferentes cosas por inteligencia. Se ha dado tradicionalmente mucha importancia a la "inteligencia" como lógica, es decir, en un sistema binario en el que nos educan: es o no es, sí o no, sin más posibilidades. Según los estudios últimos, esos que nos meten en cursos y demás, como dice mobesse, la inteligencia es algo mucho más complejo que la pura y simple lógica, reconociéndose varios tipos de inteligencia, que hoy en día casi que no se llama así, sino "habilidades", entre las que se encuentran facultades tan variadas como la habilidad figurativa-espacial, la habilidad numérica, de cálculo y lógica, la de relación y sociabilidad, lingüística, etc. Ninguna puede funcionar aislada por completo y un mínimo de cada una es necesaria para que funcionen las demás, incluso la emocional y otra llamada general o algo así que es como lo que siempre se ha llamado "sentido común", que es la capacidad intuitiva de relación entre distintos datos de la realidad para obtener soluciones a problemas muy variados. En definitiva, parece que la "inteligencia" es la capacidad de resolución de problemas, desde los más concretos hasta los más abstractos, pasando por los de relación y afectivos. Muy complicada parece la cosa, ¿no? Yo no me atrevo ya a juzgar la inteligencia de nadie, la verdad.

la más aburrida cuando está borracha dijo...

yo creo que muchos pueden adherir a una ideología ,,me parece mas valioso tener una ideología propia, compartida de a ratitos...
no va a ser la misma persona un/a niño/a al que le han enseñado a mirar las flores y hablarles que al que se las enseñaron a pisar...


que lindo blog,,
te mando un beso desde argentina

Mónica Pérez dijo...

Hola,

perdón por poner esto aquí, puede borrarlo una vez leído.

Solo quería que supiera de la existencia del directorio de blogs directorio-de-blogs.net, donde usted puede dar a conocer su blog totalmente gratis.

Saludos,
Mónica

PMM dijo...

Bienvenida, la más aburrida, eso que tú dices es obvio porque todos vivimos inmersos en un entorno que nos condiciona, por eso es necesario tenre en cuenta la inteligencia emocional.
Clares, creo que lo has explicado perfectamente, a lo mejor así Matapollos termina confiando en la ciencia.

Aldabra dijo...

pues estoy totalmente de acuerdo con lo que dice Punset, no puedo decir nada de Goleman porque no he leído su libro, no obstante durante los muchos años que hice terapia para sacudirme un montón de frustraciones, traumas y complejos, he aprendido mucho sobre esa inteligencia emocional y ahora soy mucho más feliz, que duda cabe... con respecto a mi hija estoy haciendo lo que puedo para que ella no sufra las carencias que tuve yo.

biquiños,