jueves, 26 de febrero de 2009

Sobre políticas de igualdad

En plena campaña electoral al Parlamento de Galicia, no puedo evitar escribir una entrada sobre política. Aquellos a los que este tema les de pavor, están exentos de seguir leyendo (como siempre, claro, porque este blog no es parada obligatoria para nadie, pero como es mi blog, permitidme que me de el gustazo de hablar sobre lo que quiera).
Ayer estuve en un acto de campaña del Partido Socialista, una comida con Carme Chacón en apoyo a la candidatura de Mar Barcón y Touriño al Parlamento de Galicia. Un acto sólo para mujeres. Y aunque no me suelen gustar este tipo de actos sectarios, porque creo que mientras los haya quiere decir que algo va mal todavía en la sociedad, no todos los días puede una ir a comer con un Ministro, Ministra en este caso, así que allá me fui, dispuesta a escuchar. Y debo decir que lo que ví, pero sobre todo lo que escuché me gustó, me gustó mucho.
Carme habló después del Alcalde de A Coruña, y de la candidata Mar Barcón. La oratoria de Mar Barcón puede parecer simple y pasional a primera vista pero está muy bien construida, con frases cortas y directas, y tiene un claro dominio de la reiteración, lo suficiente como para hacer penetrar el mensaje en el oyente pero no aburrirle. Cosa que no todos los políticos pueden presumir de tener. Para ser buen orador es imprescindible tener un dominio de la técnica pero también creer ciegamente en lo que se dice, y Mar lo hace estupendamente. Creo que si a sus mítines fuera algún indeciso (cosa que dudo, por eso son indecisos) podría convencerle sólo por su dialéctica.
Pero tras ella llegó la Ministra de Defensa y habló sobre lo que tenía que hablar en un encuentro de mujeres, y siendo ella quién es. La IGUALDAD. Y para empezar convenciendo al público citó a una mujer gallega, escritora, activista y luchadora por los derechos de la mujer, Concepción Arenal, que tuvo que vestirse de hombre para estudiar en la Universidad, diciendo: “Todas las cosas son imposibles, mientras lo parecen” (Buen comienzo. Una de las reglas de la elaboración de un buen discurso persuasivo es reforzar el mensaje apoyándose en una autoridad en la materia). Su oratoria es más dulce y pausada, pero muy vehemente y convincente, quizás porque no habló de si misma, habló de las que antes que ella han hecho posible que ella ocupe el cargo que ocupa. Y puede pareceros inocente, pero a mí, que miro los actos políticos con espíritu analítico, esa mujer menuda que dirige las Fuerzas Armadas de este país, me convenció plenamente.
Quizás estemos a tiempo de que ella les de unas cuantas clases a algunos ¿no?
Nota: La foto es de La Voz de Galicia

16 comentarios:

Titajú dijo...

Nunca entenderé tu pasión por las campañas electorales... Debes ser al única

Aldabra dijo...

Pues me alegra que lo tengas tan claro, no es mi caso.
No me creo los discursos de los políticos porque la mayor parte de ellos (no digo todos, por supuesto, y no conozco a esa mujer que tú citas) están estudiados y requeteestudiados para llegar e influir. Pura dialéctica, vamos. A mí ya no me convencen las palabras bonitas. Quiero ejemplos, hechos.

bicos,

PMM dijo...

Titajú, es un defecto como otro cualquiera. Pero sí, me encantan. Me encanta ver la poca memoria de unos y otros, los mensajes recurrentes, las coletillas, como se copian, sí como se copian entre compañeros,etc. Aunque entiendo perfectamente que la gente esté cansada.
Aldabra, como digo en el post, además de la dialéctica un buen orador debe crreer en lo que dice, y en eso es muy difícil engañar, créeme. Yo puedo hablar de la física cuántica con una dialéctica perfecta, después de haber estudiado durante meses, eso sí, el tema, pero jamás podría engañar a un experto sobre el amor que yo siento por esa disciplina. Además, sabes qué, a veces también se agradece que un político sea un buen orador, porque hay muy pocos.

supersalvajuan dijo...

No creo en esta supuesta "igualdad". ¿Y si hay 10 mujeres, o 10 hombres, más preparados para un trabajo? Igual que lo de las listas de los partidos políticos.

PMM dijo...

Yo tampoco creo mucho en eso que tú dices Supersalva, pero debes reconocer que hasta ahora ser hombre implicaba tener más derechos que una mujer. Igualdad de deberes y derechos para que luego a cada uno se le juzgue por su valía personal y profesional. De eso se trata.

Clares dijo...

¿Sabéis lo que es el techo de cristal? Los hombres en el poder seleccionan a los que tienen que acceder al poder, por lo tanto seleccionan a otros hombres, de modo que hoy en día, que hay más mujeres universitarias que nunca, siguen siendo pocas en puestos de poder. Añadid que el discurso de las mujeres no tiene las claves convencionales de los discursos masculinos, con lo cual se juzgará "falta de preparación" aquello que los hombres consideren conveniente en función del dominio de determinado discurso requerido por ellos. Está claro. Pero, claro, a ningún hombre le gustan las políticas de igualdad, por eso, precisamente, porque son de igualdad. Para seguir como estamos, no hace falta nada, sólo seguir como estamos, lo que en realidad propiciaría el retroceso. Y sí, Concepción Arenal es una gran desconocida para el público amplio, pero no para las mujeres que saben dónde comenzó la idea.

PMM dijo...

Clares, for president. O como se dice por aquí "Clares, a presidenta"

Matapollos dijo...

Un voto para doña Clares y otro para doña Concha cuya hermosa frase me recuerda mucho a otra de Miguel Bakunin (espero que tu blog no lo lean en latinoamérica).
Salud.

Clares dijo...

Mujer, tanto no pretendo. Para jefa no valgo un pimiento, así que ya veréis para presidenta. Me da migraña sólo de pensarlo. Yo ya lo que quiero es un buen cojín donde reposar la cabeza en caso de eso, de migraña.

Superwoman dijo...

Acabo de escribir un comentario y no se si ha llegado o se ha borrado... :(
Un supersaludo

Superwoman dijo...

Bueno, por si acaso, me repito...
Clares tiene toda la razon del mundo y creo haber escrito algo parecido hace tiempo en mi blog, sobre mi circo particular que era por aquel entonces la Uni...
Y a Carmen Chacon es que lo le puedo perdonar lo que ha hecho con su baja maternal, lo siento (y no es el no tomarsela, que me parece de perlas, sino la manera como lo ha vendido lo que me molesta). Una oportunidad tan grande de hacer algo muy bien, tan desperdiciada... ay...
Un supersaludo

PMM dijo...

Pues sí, Matapollos porque lo de Concha, mejor la seguimos llamando Concepción.
Superwoman, no sé yo tengo mis dudas al respecto. A veces pienso como tú y otras creo que hizo lo que debía.

Superwoman dijo...

Ya te digo que la cosa no está en lo que hizo, PMM, que es exactamente lo que debía, sino en cómo lo vendió... Si hubiera salido diciendo que por tener la capacidad de elegir y por lo delicado de su posición había tomado la responsabilidad y lo había compartido con su marido, ole por ella... (yo misma pienso que si mi situación laboral se arreglara lo suficiente para plantearme un tercer Supernene, SM sería el primero en pedirme su parte de la baja laboral a gritos y yo se la cedería con gusto): el problema es pensar que todas las mujeres trabajadoras tienen el pisito en lo alto del ministerio para poder volver a casa a dar de mamar cada tres horas...
Un supersaludo

PMM dijo...

Totalmente de acuerdo SW, pero también el problema es pensar que todas las mujeres trabajadoras tienen el mismo problema que nosotras. Me explico, yo al menos tengo el privilegio, y digo privilegio, de que si me voy a trabajar puedo dedicar sólo una parte de mi sueldo para que alguien cuide de mi hija o enviarla a la guardería, y si quiero, que alguien me ayude en casa, pues también. Pero soy consciente de que hay gente que no tiene esa suerte y que trabajan de sol a sol por un sueldo ínfimo.

charly dijo...

De eso se trataba también,de hablar sobre política y de sus personajes.Gracias a la visita de Carmen Chacón el blog se llenó de ricas y variadas opiniones sobre POLITICA.Decir que por mucho que ocultemos la cabeza como la tortuga en su caparazón,la política condicionará nuestros destinos como ciudadanos,pues si tiene que ser,voy a posicionarme democráticamente y tomar arte y parte incluso crítico con ella,pero dentro de ella, solo el voto nos iguala a todos en democracia y no pienso en dejar de ejercerlo,sobre todo si miro un poquito atrás la Historia de mi país.

Mal bicho dijo...

Capitan, mande firmes, y ahora digan conmigo, VIVA ESPAÑA!!!!
Estan los militares contentos con una ministra de defensa, pero bueno, la mayoría siguen siendo bastante fachitas.
El dia que dejes de hablar de lo que quieras en tu blog, dejaré de leerte.
Besitos.