viernes, 20 de febrero de 2009

La vida es un carnaval

Ya llegó, ya está aquí “O entroido 2009”, para los no gallego parlantes, el Carnaval del 2009. Aquellos que seáis lectores asiduos de este blog, ya sabréis que soy de un barrio popular de A Coruña, popular por muchas razones, pero una de ellas porque es dónde más se celebra el carnaval en toda la ciudad. ¿Será porque aquí siempre parece carnaval? Bueno, no tenéis más que ver el programa de fiestas, y os daréis cuenta que el día grande, el martes de Carnaval, toda la fiesta está aquí. En la Calle Arenal se vela la sardina, y en la playa de san Amaro se entierra, y entre medias hay concurso de canciones en la plaza de España y el paseillo de los choqueiros por la calle de la Torre. Los choqueiros son esas personas disfrazadas de cualquier cosa, y digo cualquier cosa, porque en muchos casos no se sabría decir de qué van. Muchas veces basta con un mono de obrero y un letrerito con una burla sobre algo actual. Aquí no se estila eso de un disfraz perfecto, eso es para la cabalgata oficial. Aquí en mi barrio mola más lo simpático y transgresor. Un choqueiro que se precie debe disfrutar la fiesta, meterse con los demás, sobre todo con los políticos o con los que no van disfrazados, pero siempre sin ofender. Un choqueiro debe comer y beber, y reirse, reirse mucho.
Así que ya os lo podéis imaginar. Hasta el miércoles de ceniza voy a comer cosas tan ricas y apetitosas como las que ya ha empezado a preparar Titajú como lacón con grelos, filloas, orejas, chulas, etc. Todo ello regado con un buen vino, (más que nada para facilitar la digestión). Pero sobre todo intentaré reirme, reirme a carcajadas y disfrutar del carnaval.

10 comentarios:

supersalvajuan dijo...

Vinito blanco gallego, como tiene que ser.

Titajú dijo...

En este caso tinto; la carne se digiere mejor.
Mañana en el desfile salimos en el cuarto puesto.
Empieza a las cinco y...... voy vestida de rojo.

bego dijo...

... pues a disfrutar! de cascarilleira a cascarilleira :p

Clares dijo...

Pero... ¿no era un cabaret? ¿O es más o menos lo mismo?
Ojalá la vida fuera de verdad un carnaval, porque estaríamos de transgresores y juguetones siempre.
La máscara popular nunca es un disfraz de algo, sino un enmascaramiento de la personalidad, con lo que se tiene a mano, cortinas, colchas, velos, pañuelos. En los pueblos de Murcia ha sido siempre así, hasta que lo prohibieron y ahora se copian de Tenerife, que se copia de Río. Cadenas de influencias.

Mameluco dijo...

A mi no me gusta el Carnaval. No sé porque. Será porque soy una persona austera y si tengo que cometer excesos los cometeré en la Cuaresma, por llevar la contraria.
Siempre he sido muy dado al disfraz (antes, ahora las payasadas las hago vestido de paisano), pero nunca me han llamado la atención estas fiestas.
En realidad es que no me gustan los bullicios. Ni la gente. (de una en una si).
Creo que el hecho de ser abstemio ayuda bastante a mi total falta de interés por el tema fiesta.

Pero usted a pasarlo bien. Que enseguida viene Doña Cuaresma y ni comer carne nos deja la tía pelleja.

Matapollos dijo...

Monte Alto es el mejor sitio para celebrar el Antroido coruñés. Los choqueiros representan lo que todavía le queda al carnaval de fiesta popular, transgresora y golfa. Mucho más interesante que la carrozada de María Pita, oficialista y con toques foráneos que desvirtúan la fiesta original.
Siempre me paso (con permiso) por tu barrio. Éste año tengo varias posibilidades para disfrazarme y lo que no faltan son las ganas.

PMM dijo...

Pues sí, super, para la laconada mejor el tinto, si no has probado aún un buen Mencía, es hora ya de hacerlo.
Titajú, creo que te he visto, por lo menos he visto a algunos que iban como tú, así que sí te he visto.
Bego, bienvenida, los cascarilleiros simpre intentamos disfrutar del carnaval.
Clares, espero que el Carnavl de Monte Alto siempre siga siendo así de popular, de choqueiro, sin copiar a otros extranjeros que sólo consiste en tener un buen disfraz.
Mameluco, yo también soy abstemia, bueno casi, porque sí me gusta beber un buen vino con una buena comida, pero de ahí no pasa la cosa. Aún así disfruto el carnaval, y muchas veces sin disfraz, sólo siguiéndole el rollo a la gente. De Doña Cuaresma ya hablaremos a partir del miércoles.
Matapollos, lo bueno de mi barrio es que no hace falta pedir permiso. Todo el mundo es bienvenido, y tú más.

Aldabra dijo...

bueno pues como soy poco fiestera, no celebro nada... si mi madre hace orejas o filloas, las comeré y sino pues beneficio mi salud.

bicos,

Mal bicho dijo...

Seguramente coincidamos en la Plaza de España disfrutando de la fiesta y el cachondeo.
Yo voy a ir de Caballero Templario de la Orden de los Malos Bichos, jajajaja.

PMM dijo...

Aldabra debes celebrar más, es muy bueno para la salud, sobre todo la mental. Malbicho, seguro que hemos estado cerquita, porque he visto varios Caballeros templarios