lunes, 9 de febrero de 2009

¿Dónde están?

No lo puedo evitar. Soy madre y se me ponen los pelos de punta sólo de pensar en que pudiera sucedernos algo así. Marta del Castillo es una niña de Sevilla que lleva desaparecida desde el 24 de enero. Su caso, igual de grave que muchas otras desapariciones de menores, ha llamado la atención por la gran repercusión en las redes sociales en Internet.
Y yo, de nuevo como madre, no puedo hacer otra cosa que sumarme a su búsqueda con esta nueva herramienta que no tiene fronteras. Y fijarme, fijarme mucho en los niños que pasan a mi alrededor, porque alguno de ellos quizás no esté donde debiera estar. En su casa. Con su familia.

7 comentarios:

Clares dijo...

Me pasa como a ti, que me dan escalofríos cuando pienso en esas desapariciones y en lo que tienen que estar pasando esos padres. Para perder la cabeza. Un verdadero horror.

Gala dijo...

:(

Que mal lo deben estar pasando su familia y sus amigos. Ojalá aparezca pronto y vuelva a su casa.

Bicos!

Matapollos dijo...

aDa pánico pensar la situación que puede llegar a padecer una familia en tales circunstancias.
Vivir en la incertidumbre de lo que pueda haber pasado o, peor aún, de lo que pueda estar pasando con tu propio hijo lo imagino como algo de lo más terrible.
A veces, por la calle vemos demasiados críos que van solos, en esa edad complicada previa a la adolescencia, y, la verdad, no se sabe cómo reaccionar.

Titajú dijo...

No sé donde están.
Como madre, espero no tener nunca que pasar por ese horrible trance.
Dicen que no hay nada peor para unos padres que el enterrar a un hijo.
No estoy de acuerdo; el no saber es lo peor del mundo. Las desapariciones es lo peor que te puede ocurrir. Tampoco se me ocurre tamaña maldad para hacer desaparecer a alguien.
Es un tema horrible, horrible.

Titajú dijo...

¡Ah!
Y bienvenida.

Mameluco dijo...

El otro día en un programa de la tele de la actualidad vertiente amarillista (¿cual no lo es?), anunciaban a bombo y platillo que iban a despejar las incógnitas de una de las armas más peligrosas que utilizan los adolescentes: el ¡TUENTI! Un experto informático de la policía explicaba, como si de pornografía infantil, se tratase el influjo maldito de dicha red social.
Como usuario de casi todas las redes sociales que hay en internet solo pude pensar en las familias (sobre todo madres y abuelas por la hora) alborotadas y cerrándoles el grifo de internet a todos los chavales.
Al Tuenti solo se le puede acusar de estar lleno de nenat@s y tener pocas posibilidades comparado por ejemplo con su rival americano, el Facebook. Pero ya está. Hay pocos perfiles libres a los que entrar sin tener amistades con los teenagers.
Están criminalizando una cosa sin saber lo que es realmente. O intentando darle una aplicación útil para lo que no está concebido para limpiarle un poco la cara.
Las redes sociales son pérdidas de tiempo o intercambio de impresiones, según se mire.
No sé como desapareció esta chica o si el Tuenti tuvo algo que ver.
Pero eso fue como lo de los juegos de rol o los videojuegos años atrás.
Exageraciones de las noticias.

Aldabra dijo...

a mí también se me ponen los pelos de punta, mi hija tiene también de 17 años y si le pasara algo así me volvería loca.

ojalá que la encuentren sana y salva.

bicos,