miércoles, 28 de enero de 2009

Una petición ¿Tú de qué te ríes?

Este texto viene a colación de una petición que me ha hecho a través de la red , mi amiga Clares , me dan ganas de decir Doña Clares, porque aunque desde hace relativamente poco tiempo todos somos Señor Don y Señora Doña, antes había que espera a tener el bachiller, a mí me gusta ponérselo a la gente que se lo merece especialmente, no por tener el bachiller sino por ser un señor o una señora con todo lo que ello implica . Y no es que yo sea fácil a la hora de hacer este tipo de cosas, pero cuando las peticiones vienen de alguien que las hace de buenos modos y sobre temas interesantes no puedo más que responder solícitamente.
Bueno la cosa es que debo decir 6 cosas por las que me río o me sonrío. Para empezar debo decir, que por naturaleza tengo unas secreciones humorales muy compensadas, otra vez citando a Clares, y pongo de manifiesto que en general sonrío desde que me levanto con lo que la lista sería demasiado larga de enumerar. Pero reir, reir, me río sobre todo de:
-Mí misma. Soy una fuente innumerable de cosas graciosas que no vienen al caso, porque me quitaría temas para mis escritos en este blog. O al menos a mí me lo parece. No soy despistada o algo por estilo, pero me gusta tomarme las cosas que se me presentan en la vida con humor, sobre todo las malas.
-Sé que esto no es políticamente correcto, pero me río de las caídas, incluidas obviamente las mías. Pero no me hacen gracia esos programas en la tele de caídas y tropezones, a mí me gustan los de la vida real, en directo. Las que ves por la calle, y suceden a tu lado. Y no penséis que no ayudo a la gente, ayudar les ayudo pero partiéndome de risa. Una vez a una señora le pareció mal, y no me dejó que la ayudara a levantarse. .Pero ¡qué le voy a hacer! la torpeza del ser humano me hace gracia.
-Me río con las diatribas que tiene mi hija con su padre, y el padre con la hija. Ella le pica a él y él le pica a ella. Se enfadan y se rien y siempre buscan un árbitro en mí, que al final es el malo de la película porque resulta que se lo está pasando bomba con todas esas idas y venidas.
- Me río a carcajada limpia con Cañizares la de Cámera Café. Si estoy en la cocina haciendo cualquier cosa, en el momento en que sale ella, me siento delante de la tele hasta que termina su parte.


- Son infalibles también las primeras risas de los bebés. Acabo de tener una sobrina/ ahijada, y ver esos esfuerzos que hace para intentar que algo salga de su boca y la sonrisa de placer que esboza cuando se está quedando dormida, y probablemente haciendo un pis, es genial.
- Y Mafalda. Mafalda es una fuente de risa inagotable.
Hay más cosas muchas más, pero esas quedarán para otro día.
Y como esto es una especie de cadena, a mi me gustaría saber de qué se ríen Supersalva, porque seguro que es mucho más conciso que yo. Y punto. Titajú, que con su agudeza seguro que le saca mucha más punta al post y nos hace reir, y Matapollos, que aunque no tiene blog, estoy intrigada por saber esas cosas que la harían reir y sonreir, porque seguro que se ríe de las cosas con mucho estilo y bien documentada, incluso en latín. Hay más, pero ya sería abusar.
De todos modos, no estaría mal que el resto que os pasáis por aquí, os riérais un rato y nos lo contárais.

11 comentarios:

Clares dijo...

Jejeje, se me habia olvidado decir en el meme que yo me río de los peces de colores. ¿Tú también? Es que son muy graciosos. Fíjate: Me río yo de los peces de colores. ¿A que queda estupendo? Gracias por reírte conmigo.

Titajú dijo...

¿Reír? Me paso el día riendo (y limpiando).
Con mi marido me río mucho. hace mucho tiempo, de novios, estábamos jugando al "trivial". Una de las preguntas que tenía que contestar era qué dos reptiles estaban en vías de extinción, y va él, ni corto ni perezoso, dice:
-"Los sapos, o sea, las ranas, y las lagartijas"
Todavía me río.
Mi cuñado, que tiene una dislexia tipo no se qué, es otra fuente de risas: dice topacio por picio; cetárea por cesárea; puré por Perú... no deberíamos reírnos, pero es que te partes. ¡Lo dice tan convencido!
Las ocurrencias de mis niñas también me hacen reír, y ver a un bebé a carcajadas es una terapia buenísima.
Mafalda ayuda, "Camera café" también, vuestros comentarios en mi blog, Matapollos (por supuesto), y sobre todo y ante todo, un recorte de una revista sobre el descenso del Sella, que tengo pegada en el corcho del estudio; a ver si Carlos me la escanea y la pongo en el blog.
Esa foto siempre me hace reír.
Y lo de los comentarios que no salen... espero que lo de las obras del baño no sea contagioso. A veces también me pasa; hay comentarios míos que no aparecen en tu blog.
Espero que no estén censurados ;-)

PMM dijo...

Clares, ha sido un placer.
Titajú, no dudaba de que te rieras mucho. Y por supuesto que tus comentarios no están censurados. Espero que los míos tampoco porque llevo tres días intentando dejarte este enlace para que te rías y no riñas tanto,
http://es.youtube.com/watch?v=rrSbLy6LE-g
Y no hay manera.

Aldabra dijo...

pues lo que te hace reir a ti, a mí también... también me río mucho de mi misma y de las caídas... esas presentaciones de power point con caídas tontas me hacen hasta llorar de la risa.

bicos,

Gala dijo...

Hola!!!

No te puedes imaginar que ilusión me han hecho tus comentarios. Eres bienvenida en mi blog para comentar todo lo que quieras :)

Me ha gustado mucho esta entrada. Yo también me rio un montón con las caídas de la gente. Primero me parto y luego pregunto si están bien jajajaja.

Y Mafalda, Mafalda es única.

Bicoss

PMM dijo...

Es que normalemente uno se cae tras un traspiés o un tropezón tonto, y eso es lo que hace gracia, Aldabra. O por ir haciendo el tonto.
Gala, pásate por aquí a menudo, y si quieres puedes seguir tú también con el "meme" que me envió Clares. Bueno a mí lo de meme no me gusta nada porque me recuerda a "memez". Así que llámalo como quieras, y escribe qué es lo que te hace a ti reir. Es terapéutico

Matapollos dijo...

¿De qué me río?
Pues mira, reírme de todo ya no sé si es un defecto mío o una virtud. También me incluyo en el lote y me río de mi sombra.
Mejor pongo “cosas que me hacen sonreír o reír”, así sin preposiciones, para no liarla.

Ahí van unas cuantas: los bebés; los monos; los psicoanalistas; la Reina de Inglaterra; los que nunca se ríen; los despistes de mi marido; la hermana de Titajú, que sabe tacos en italiano; los moços de escuadra; mi amiga Cris; mi amigo Rafa; Mafalda, por supuesto; los anuncios de calzoncillos; las discusiones de mis niños; la Esperanza Aguirre; un señor del que sólo sé que se llama Vázquez; las cosquillas; las malas hierbas; la cara de susto que puso un chico esta mañana cuando se me cayó al suelo algo que parecía lo que no era; las normas de los memes que me las salto (¿habías dicho seis cosas?. Imposible)…

Lo mío con el latín ahora tiene su gracia, algo has intuido tú, aunque en su momento no tuvo ninguna. Te lo cuento, pero que no se entere nadie: Siendo casi una niña me colé por mi profe que, además de ser muchísimo mayor que yo, también era cura. La cosa acabó en boda y el latín es el buen recuerdo que me quedó. Ahora, con el paso del tiempo, le vemos el puntito cómico al asunto.

Y aparte de risas y sonrisas está la cara de felicidad (eso dicen)que me hacéis poner vosotras cuando me siento frente al ordenador. La excelsa Clares (ya la habías bautizado así con gran acierto) y tu saber estar y buen carácter… Vamos, que se os ve buena gente.
Y aquí estoy, para lo que quieras,
desblogada, como siempre.
Abrazos y besos.

Matapollos dijo...

¿De qué me río?
Pues mira, reírme de todo ya no sé si es un defecto mío o una virtud. También me incluyo en el lote y me río de mi sombra. Mejor pongo “cosas que me hacen sonreír o reír”, así sin preposiciones, para no liarla.
Ahí van unas cuantas: los bebés; los monos; los psicoanalistas; la Reina de Inglaterra; los que nunca se ríen; los despistes de mi marido; la hermana de Titajú, que sabe tacos en italiano; los moços de escuadra; mi amiga Cris; Mafalda, por supuesto; los anuncios de calzoncillos; las discusiones de mis niños; la Esperanza Aguirre; un señor del que sólo sé que se llama Vázquez; las cosquillas; las malas hierbas; la cara de susto que puso un chico esta mañana cuando se me cayó al suelo algo que parecía lo que no era; las normas de los memes que me las salto (¿habías dicho seis cosas?. Imposible)…
Lo mío con el latín ahora tiene su gracia, algo has intuido tú, aunque en su momento no tuvo ninguna. Te lo cuento, pero que no se entere nadie: Siendo casi una niña me colé por mi profe que, además de ser muchísimo mayor que yo, también era cura. La cosa acabó en boda y el latín es el buen recuerdo que me quedó. Ahora, con el paso del tiempo, le vemos el puntito cómico al asunto.
Y aparte de risas y sonrisas está la cara de felicidad que me hacéis poner vosotras cuando me siento frente al ordenador. La excelsa Clares (ya la habías bautizado así con gran acierto) y tu saber estar y buen carácter… Vamos, que se os ve buena gente.
Y aquí estoy, para lo que quieras. Desblogada, como siempre.
Abrazos y besos.

PMM dijo...

Ya sabía yo que merecía la pena poner a Matapollos en el meme éste, que aunque suena a memez, ha resultado no serlo.
Yo me he reido hoy de lo lindo.
Graciñas y besos también para ti. Y por favor, piénsate lo del blog, porque lo tuyo es un caso. Tienes seguidores antes que blog.

Gala dijo...

...

pues me rio, como ya he dicho, de Mafalda y de las caídas; de las chorradas que tiene a veces mi hermano; de las conversaciones tan surrealistas que tengo con mis amigos; de las tonterías que hace mi perra pequeñita, que ahora se le dió por esconder su comedero y el de la perra grande, y cada vez que queremos darle de comer tenemos que hacer una expedición por el jardín buscándolos...
me rio con las películas de Billy Wilder, con Muchachada Nui...

tienes razón, esto es terapeutico. Recordar momentos en los que me reído me ha hecho volver a reír :)

gracias!

PMM dijo...

Gracias a vosotros, que sois geniales