sábado, 24 de enero de 2009

O son do ar

Vaya noche. En algunos puntos de Galicia se han alcanzado vientos de 150km/hora. Durante toda la noche he escuchado el viento zumbar, y creedme que el sonido del aire era impresionante.
El sonido del aire. O son do ar.
A muchos, eso les traerá a la cabeza uno de los mejores grupos de música gallega “Luar na lubre”. Para mí, además, será la canción que yo recordaré siempre como la primera pieza musical que interpretó mi hija al violín. Hermosa en ambas versiones, la de Bieito Romero y la de ella, pero es indudable, que sólo una, la de una niña de 12 años, será la que me siga encogiendo el corazón con el paso del tiempo.

6 comentarios:

supersalvajuan dijo...

Que siga sonando. La música del violin, por supuesto.

Matapollos dijo...

Preciosa pieza, que ya tiene sus añitos, y que se presta muy bien para la interpretación con variaciones.

Clares dijo...

Estoy con mi marido en el salón y escribo esto, en este día de asueto que la consejería de educación nos regala, mientras él oye una conferencia en video, de Carlos Taibo, sobre la crisis, muy interesante, pero eso me impide poner tu vídeo. Lo escucharé luego. Ya te digo que ese grupo me gusta mucho y que el violín es uno de los instrumentos que más me agrada. Si tienes el recuerdo de tu niña tocando esa canción, eso es un tesoro. En Barranda también hemos oído o son do ar, pero no te puedes imaginar cómo sonaba. Un abrazo

Aldabra dijo...

sí que zoaba o vento, sí... nunca o sentira tan preto e con tanto medo... encolléuseme un pouco o corazón.

biquiños,

Aldabra dijo...

olvideime ¡que sorte pocer escoitar a tua filla tocando o violín!... debe ser un sentimento moi forte.

bicos,

Paco dijo...

buen tema... aqui abajo tanbién ha soplado... pero no tanto como ahí.

saludos