sábado, 27 de diciembre de 2008

¿Dónde está el espíritu navideño?

La vida está llena de contrastes. En el mismo día puedes reir y llorar, sentirte feliz y desgraciada, pasar de la calma total a un enfado supino.
Esta Navidad está siendo para mí una muestra perfecta de eso que os digo por muchas razones. Hoy por ejemplo he pasado de la alegría de recibir una buena noticia, a la indignación por el comportamiento de alguna persona. Por eso, el regalo musical de hoy no es para vosotros sino para mí. A ver si a alguno se le contagia el espíritu navideño el resto del año, que falta les hace.

5 comentarios:

Clares dijo...

Debe de ser una tónica general, vengo del blog de mameluco de leer lo mismo, pero con su peculiar lenguaje, siempre duro. Sí, la navidad a veces nos trae una meditación sobre la vida, porque en las fiestas y en las desgracias vemos esa esencia vital que buscamos. La gente se manifiesta ahí como es, y lo percibimos en un detalle, en un comportamiento súbito que antes nunca habíamos visto. ¿Dónde está el espíritu navideño? Creo que en ninguna parte fuera de nosotros. Lo creamos y lo ponemos donde conviene. Si te refieres a la bondad, a la tolerancia, a la comprensión del otro, no hay día o son todos los días. Cuestión de conciencia, de cómo nos pille el cuerpo y el alma, de ciertas circunstancias ajenas. Una sonrisa para ti.

Matapollos dijo...

Tú no te preocupes, si alguien se ha portado mal contigo, aquí estamos, siempre podremos virtualmente echarte una mano ...y hacer que todo parezca un accidente, como dice mi padrino.

Ahora en serio, ¿dónde vive tu "amigo/a"?

PMM dijo...

Pues sí, debe ser bastante común, así qu emejor lo dejaremos pasar, Matapollos. Eso sí, si se repite, ya hablaremos. Aunque siempre estará Clares, para apaciguar un poco los ánimos.
Graciñas a las dos.

Aldabra dijo...

no hija no... creo que lo que se entiende de verdad por espíritu navideño o se tiene o no se tiene y no hablo de adornar el árbol y colgar guirnaldas... y el que no lo tiene tampoco lo tiene en las fechas señaladas.

es así, no esperes más porque no lo hay.

creo en los cambios de las personas que se superan y se convierten en mejores pero para eso hay que querer y no esperar a navidad para que se obre el milagro.

biquiños y paciencia, estamos contigo.

supersalvajuan dijo...

Evitar la sobriedad, es lo único.