jueves, 27 de noviembre de 2008

Libertad de expresión


Libertad de expresión.
Es fácil decirlo, aquí y ahora, pero el martes, un abrazo entre dos personas en el Salón de Actos de la Academia Sueca fue noticia porque ambas están amenazadas por decir lo que piensan. Saviano y Rushdie. Dos condenados a muerte por la camorra y los fundamentalistas islámicos. Simplemente por decir lo que piensan.
Me quedo con las palabras de Saviano: «Sigo escribiendo porque escribir es resistencia, y todo acabaría, y acabaría mal, si dejase de escribir; escribo para seguir viviendo».
Sus palabras son libres, pero ahora ellos no lo son.

6 comentarios:

Titajú dijo...

Es que para ser libre tienes que pelearte con muchos.
Por decir lo que piensas, te condenan.
Por defender a otros, te condenan.
Por ayudar tus derechos, te condenan.
La única manera de que no te condenen es cometiendo un delito. Entonces saldrán diez mil abogados, catorce psicólogos y trescientos psiquiatras diciendo que haces lo que haces porque te quitaron un caramelo cuando eras niño, y claro, estás traumatizado.

Matapollos dijo...

Libertad de pensamiento y libertad de expresión, combinación que todavía sigue siendo muy, muy peligrosa. Si no que se lo cuenten a estos dos.

Clares dijo...

No he ido aún a ver la película basada en la novela de Saviano, pero me han dicho que es muy interesante. La novela de Shalman Rushdie intenté leerla, pero hay que reconocer que era un poco pestiño. Lo cual no justifica en absoluto la amenaza de la que es víctima. Creo que además este tipo de coerciones es contraproducente para sus instigadores, porque le dan más publicidad a aquello que condenan. Mi apoyo total y absoluto a estos dos escritores. Nadie puede, nadie debe censurar a nadie. Libertad de expresión siempre.

PMM dijo...

Yo tengo en mi casa "Los versos satánicos" y creo que es de los pocos libros que se me ha atragantado, y es obvio que a los fundamentalistas también, pero por otros motivos.
Y estos dos, como muchos otros menos conocidos, luchan por ser libres y expresar lo que sienten, o lo que pasa a su alrededor.

José Segura Sola dijo...

Sin solidaridad desaparecemos. Cuando está en peligro, valoramos más la libertad. No dejar de disfrutarla, esa es la clave. Un saludo.

PMM dijo...

Totalmente de acuerdo, José. Bienvenido.