martes, 15 de junio de 2010

De Conferencias Políticas

Este es un blog personal, es decir, en él se tocan todas esas cosas que atañen a mi persona, por eso hay un poco de todo, en una u otra medida: literatura, economía, dolor, viajes, cine, amigos, vacaciones, política, amor, desamor, familia, mi ciudad, mi Torre (sí, sí, mía aunque ya es de todos), mi barrio, mis hobbies, mi humor (bueno o malo)…
En fin, que si uno echa un vistazo hacia atrás a modo de retrospectiva, se da cuenta más o menos por dónde van los tiros de la autora, o sea, yo.
Los que tienen la mala costumbre de pasarse regularmente por aquí, saben que creo en el papel fundamental de la política en la sociedad, y como este es mi espacio, es algo que no voy a discutir con nadie. Lo creo firmemente y me da igual lo que me digan, quizás sea una cuestión de fe. No voy a discutir yo tampoco con nadie la existencia o no existencia de un Dios/ Alá/ Yahvé o como quieran llamarle. Somos libres para creer o no creer. Cada uno que piense lo que quiera. Así que ya podéis poner todo lo que queráis, a favor o en contra, que no lo voy a rebatir. Lo leeré, lo aceptaré como comentario enriquecedor pero…yo voy a seguir a lo mío, en mi creencia de que todos hacemos política aunque no se pertenezca a ningún partido político.
Por eso, hoy la cosa va de política, y para mí, de política de la buena.
Este fin de semana, los socialistas de Galicia, (espero que no todos, claro, porque sino mal vamos) nos reunimos en una conferencia política para hablar de eso, de POLÍTICA. Así, con mayúsculas y en negrita, para definir, en base a lo que hemos sido, y en este nuevo contexto social, el eje común de lo que somos y sobre todo de lo que nos gustaría ser. Y en los medios de comunicación han trascendido una serie de cosas, sobre todo de los principales protagonistas de esa conferencia, que será probablemente lo que más cale en la sociedad. Muchos han sacado una conclusiones estupendas sobre si el partido se ha rearmado de nuevo, si hay nuevas figuras emergentes, o si se ha acabado el tiempo de duelo tras una derrota electoral. Y aunque todo eso es cierto, en mi caso no es todo.
Esta conferencia política, a mí que soy una observadora y analizadora nata (creo que es más un defecto que una virtud) me ha servido para confirmar que somos capaces de consensuar ciertas cuestiones de una forma racional pero también apasionada, que sin ideales no se va a ninguna parte, que la unión entre compañeros es esencial, que la palabra lealtad debe ser una de las primeras que tengamos en cuenta cada día, que hay muchas hormiguitas trabajadoras dispuestas a arrimar el hombro por un proyecto común sin ningún afán de protagonismo, pero que el afán de protagonismo es totalmente lícito si va a acompañado de esfuerzo y trabajo constante (el otro, ya no me gusta tanto, por no decir nada), que los ideales de hace más de 130 años sobre “Libertad para que toda persona pueda llevar a cabo su proyecto personal de vida. Igualdad de condiciones para que todas las personas puedan desarrollar sus capacidades y potencialidades. Solidaridad para que todas las personas tengan aseguradas sus necesidades básicas” siguen siendo esenciales en nuestro ideario, y que en épocas difíciles, es necesario pararse un momento a pensar y repensar en uno mismo sin compararse con nadie. Ya lo decían los griegos (los de la antigüedad, no los de ahora) “Conócete a ti mismo”.
Y yo creo a pies juntillas que es bueno hablar de política sin complejos, y no sólo dentro del partido, es más, que lo mejor es hablar de política fuera del partido para que esa política se pueda convertir en una buena gestión. Porque no somos políticos por tener un carné, somos políticos por tener unos ideales, y que debemos defenderlos con pasión y educación en todos los ámbitos de nuestra vida. Porque no se hace política para ganar unas elecciones, sino para conseguir una sociedad mejor.
Y no dudo que otros compañeros más o menos apasionados, más o menos racionales, más o menos idealistas, habrán sacado otras muchas conclusiones, o que les gustaría haber sacado más, o incluso otras diferentes. Porque lo mejor de todo es eso: somos libres para que cada uno lo aproveche a su manera. Yo la he aprovechado a la mía.

23 comentarios:

Titajú dijo...

Pili, hija mía, qué trascendental te veo hoy.
Siempre has defendido la Política con mayúsculas, quizás por eso nos llevamos bien, por ser grandes apasionadas de las ideas... cada una en su terreno.
Tú las mojas en café y yo en té, pero las dos en ese cómodo sofá de tu cabecera, sin tirarnos los trastos a la cabeza.
Ni te voy a convencer, ni me vas a convencer, pero aunque vayamos por aceras distintas, nos llevan al mismo camino. Allí en el cruce nos daremos un abrazo.
Te quiero mucho, y me enorgullece ser tu amiga.

conchi dijo...

hoy no voy a comentar..sobre todo porque no entiendo absolutamente NADA de temas políticos.
Pero me paso igual por tu rincón virtual para mandarte un Muaccc.

PMM dijo...

Graciñas, Ju, me has emocionado. Somos apasionadas, pero educadas, eso es lo que nos salva. Y yo también estoy orgullosa de ser tu amiga.

PMM dijo...

Conchi, eso de que no entiendes de temas políticos no lo acabo de entender yo. Biquiños para ti también

Matapollos dijo...

Hermosas palabras, Pili.

Virtu dijo...

Yo es que te leo y me veo pequeñita pequeñita, sabes? porque claro yo admiro mucho mucho a los políticos y al mismo tiempo siento necesidad de odiarlos, no sé cómo explicártelo..

Es que yo este mundo de la política lo veo muy muy complicado, hay políticos que en determinados momentos me convencen más y tiro para allá y luego me defraudan... yo que sé, que tengo un lío, ¿serán las pastillas?

Bueno, ponme un café, o quizás a estas horas, un té aromático no me vendría mal tampoco, vete tú a saber, ¡qué lío!

;-)

MARIETA dijo...

Yo es que ultimamente ando descreída... Antes tiraba para el medio, pero ahora ya ni tiro, estoy "pasota" y con este post tuyo parece que debería de ser de todo menos pasota, pero es una época rara para mí, políticamente hablando. me voy a pasar a un partido independiente...
Saludiños.

PMM dijo...

Matapollos, gracias por el piropo, pero es simplemente la humilde conclusión de una militante de base.
Virtu, tú de pequeñita, nada de nada. Y no te creas, el contraste amor/odio es bastante habitual en política, por eso unas veces ganan unos y luego otros.
Marieta, no podemos/debemos pasar, porque estamos metidos en el mundo.

Mónica dijo...

Yo no sé mucho de política, y como me siento muy defraudada, estoy un poco pasota!!!! Pero me ha encantado el comentario de JU, es realmente emotivo!!! Un besazo

Mameluco dijo...

Si al hablar no has de agradar, lo mejor será callar...

Eso lo decía Támbor, el conejito amigo de Bambi, y eso voy a aplicar cuando vea la palabra política escrita.

Pero ya que hablas del PsoE solo digo que si Pablo Iglesias viera este desaguisado, escupiría al suelo, maldiciendo.

Que a una persona tan íntegra como Ramón Rubial la haya sustituido Chávez es un síntoma claro de decadencia.

Mameluco, anarquista (ex-votante del PsoE, que no piensa votar más.)

¡Salud a todos!

PMM dijo...

Mónica, pues no, no pases, porque en ello te va tu calidad de vida, la educación de tus hijos, y todo lo que te rodea, por eso, Mameluco, puedo comprenderte pero sabes, que no puedo compartir lo que dices. Quizás Pablo Iglesias estaría escandalizado, pero seguro que no tiraba la toalla.

Manuel Guisande dijo...

Qué suerte, tener una ideología, formar parte de algo, integrado, saber que no estás solo que... bueno, cuando trates del desierto del Gobi,; bueno yo ahí lo bordo, palabra. Un beso guapa

PMM dijo...

No siempre es una suerte, Guisande, y tú bordas más temas que el desierto del Gobi.

Nano dijo...

Pues sí, Pili yo era como tú. A mí me gustaba hablar de política y creía en eso. Pero hablo en pasado, porque es mejor ser simpatizante que militante y cuando digo lo primero me refiero a las ideas, que no a las siglas.
He seguido la Conferencia Política y he comprobado que atrás quedan las ideas y ahora se impone el marketing. La militancia apenas ha participado y a los datos me remito, ya que en los foros creados, no hubo participación.
Espero que entren personas como tú, libres de prejuicios y reabran el camino, para que exista mayor participación, ya que hasta ahora han cerrado todos los caminos.
Y ya para finalizar, lo que más me duele, son los titulares de la Prensa el día después, que dan una idea del funcionamiento democrático de los partidos políticos.

Vane dijo...

pues mira Pili, otra que está perdida por esos lares, si te digo la verdad hasta dudo de lo que es la politica,porque la imagen que vemos de nuestros politicos día a día no dice nada bueno...más que nada porque lo único que sale en la prensa son las discusiones, ataques y demás que se hacen entre ellos, con lo que la gente de a pie está muy confusa....mi idea de politica es el trabajar por y para el bien estar de la sociedad en general, y de eso poco veo....prometen que haran, dicen que ellos no harían....en fin, que no se si me he explicado, pero que no tengo muy claro lo que realmente es...así que...casi no opino no???besitos mi niña

PMM dijo...

Nano, no sé en tu agrupación, pero en la mío participó quien quiso y como quiso, y ya allí en la conferencia política, en mi comisión la verdad es que muchas de las enmiendas se incorporaron al texto marco de uan u otra manera y eso quiere decir que sí hubo participación y sí fue tenida en cuenta. Pero no todas las agrupaciones aportaron ideas. Lo del Marketing no te voy a discutir que dosis excesiva, pero en la medida justa, el marketing ayuda a la política a transmitir determinados mensajes.
Vane, has opinado y muy bien, a ti lo que no te gustan son los políticos ¿verdad? porque la idea de política la tienes muy clara.

Anónimo dijo...

Pues nada Pili,que quieres que te diga, una persona que se compromete, que opina y respeta como lo haces tú, es motivo suficiente para dar otra vez un voto de confianza a la política.
¿ No os parece ?

José Núñez de Cela dijo...

Realmente hace falta gente que intervenga en la politica, en la sociedad, desde posturas claras, compartidas y sinceras, hablar de política y avanzar, expresar ideas y luchar por unos ideales teniendo presentes a los demás.
Pero hablar de política, NO DE ECONOMIA que la liais aún más

besos

PMM dijo...

Gracias, anónimo, pero aquí todos somos respetuosos y se puede dar la cara sin problema.
José, yo de economía,ni se me ocurre, sólo de la casera y de un principio básico, efectivamente no puedo gastar más de lo que tengo, bueno podría ir más allá, no puedo gastar todo lo que tengo, por lo que pueda pasar mañana que nunca se sabe.

Eduardo dijo...

Pues yo voy a ser un poco troll pero pienso que el sistema político español es nefasto y los partidos políticos el cáncer del sistema

¿Por qué? alguien que no esté metido en política puede decirme alguno de los nombres que van en la papeleta que depositó en su último voto. Seguramente no... dirán yo vote por Zapatero/Rajoy/el PSOE/etc.

Pues no, tu has votado a una persona que pertenece al partido y que después de mucho hacer de lameculos ha conseguido que lo pongan en una lista. Esto implica que se premia el compadreo, el amiguismo, el tu eres de los míos o de los otros y, como dice Nano, al final al que menos se escucha son a los afiliados de a pie, que están ahí para pagar las cuotas.

¿Por qué no hay listas abiertas? ¿por qué no hay elección directa de diputados? ¿por qué un diputado no puede votar en contra de su partido pero siguiendo sus creencias sin que lo crucifiquen?

Ala, ya me he desahogado... :-/

PMM dijo...

Oye, Edu, lo de desahogarse está de vicio y aunque comparto algunas cosas, obviamente no todas, porque en general somos muy de echar la piedra y esconder la mano, porque todas esas cosas que tú dices, ¿habrá que luchar por ellas, no crees? Porque si la gente no se compromete, y sólo se quedan unos cuantos, esos que ven la política sólo como una oportunidad laboral, y que así la desprestigian.
Yo es que te soy así de ilusa, sabes.

Superwoman dijo...

Pasar de la política es como intentar pasar de la química, física o matemáticas... si no lo entiendes, no te enteras... lo que sí se puede es como en la religión, no creer en las altas jerarquías sino en la gente de base.
Un supersaludo

PMM dijo...

SW, lo has bordado en pocas líneas.